17 sept. 2013

SUR DE ALEMANIA. CAPÍTULO VII

Ir a –> Página Principal / Capítulo ICapítulo II / Capítulo IIICapítulo IV / Capítulo V / Capítulo VI / Capítulo VIII

Día 7º) Viernes 06/09/2013

SCHWANGAU-OBERAMERGAU-GARMISCH PARTENKIRCHEN-MÚNICH

Captura de pantalla completa 25122013 131544

Kms. aproximados del día : 156 KMS. 2h 14’

Desayuno a las 07:30, nos hicieron el favor porque empezada a las 08:00. El motivo de desayunar tan temprano era que nos habían dado cita por Internet para la visita del castillo a las 09:15 y había que validar los tickets en la taquilla 1 hora antes, como no nos daba tiempo, fueron tan amables de dejarnos desayunar con una antelación de 1/2 hora.

Realmente la hora de la visita al castillo fue la que yo solicité, pero lo que desconocía era que había que validar el ticket una hora antes, bueno pues ya no la cancelé así aprovechamos más el día.

Al acabar nos fuimos para el castillo, caminando por supuesto estaba a 5’, una vez allí no encontramos a nadie, ni taquillas ni nada, todo cerrado,  preguntamos a unos trabajadores que fueron los que nos dijeron que para validar los tickets o comprarlos había que ir al pueblo (????)

Menos mal que íbamos con tiempo, volvimos al hotel, cogimos el coche y nos fuimos para el pueblo, en C/. Alpeestrasse, 12 de Hohenschwaqngau. Allí nos hicieron un descuento de 2€ por alojarnos en ese hotel, en total salieron las dos entradas con audioguías por 25,60€.

Esos 2€ son los que nos habían cargado previamente por reservar por Internet, pero merecía la pena sobre todo en meses de verano que aumenta la cantidad de visitantes, así puedes elegir hora libremente.

Vistas del Castillo de Neuschwanstein desde el centro donde se sacan los tickets en Schwangau

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0478Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0479

Si no te alojas en el hotel donde nosotros estábamos, hay 3 formas de subir al castillo, caminando si quieres hacer una excursión que combine el deporte porque es una empinada cuesta de  1,5 kms. en ascendente montaña, en bus lo mas barato, y en carruajes con caballos si eres romántico y quieres gastar un poco mas de dinero, aunque me daba una penita ver a los caballos tirando de los carros cargados la cuesta arriba….

Volvimos al hotel, dejamos de nuevo el coche y regresamos cuesta arriba, como estábamos prácticamente solos nos pudimos recrear haciendo fotografías al castillo y los paisajes de alrededores sin turistas, las ventajas de madrugar ….

Primeras vistas del Castillo subiendo por la carretera

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0443Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0446

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0444Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0445

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060269Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0450

Vistas desde el Castillo

Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - P9060270Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0447

Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0448Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0449

Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0463Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - P9060283

Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0467Vistas desde el castillo de Neuschwanstein - DSC_0468

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN

“El castillo de Neuschwanstein (en español: Nueva piedra del cisne) está situado en el estado federal de Baviera . Su construcción fue ordenada por Luis II de Baviera, el «rey loco», en 1866.  Es el edificio más fotografiado en Alemania y uno de los destinos turísticos más populares en ese país con 1,4 millones de visitantes anuales.

Nació en la imaginación Luis II como una pura fantasía romántica de un castillo medieval idealizado. El castillo es una composición de torres y muros que pretendía armonizarse con las montañas y los lagos. Está situado sobre el desfiladero de Pöllat en los Alpes Bávaros y se alza sobre el castillo de Hohenschwangau y los lagos Alpsee y Schwan.

Combina varios estilos arquitectónicos y su interior alberga múltiples piezas de artesanía. Su diseño no es funcional, sino estético, siendo en buena medida el producto de la mente de un escenógrafo teatral. Por dentro, además de continuas referencias a leyendas y personajes medievales como Tristán e Isolda o Fernando el Católico, contiene una completa red de luz eléctrica, el primer teléfono móvil de la historia (con una cobertura de seis metros), una cocina que aprovechaba el calor siguiendo reglas elaboradas por Leonardo da Vinci y vistas a los paisajes de los Alpes Bávaros, incluyendo una cascada que el monarca podía contemplar desde su habitación…… si quieres leer más

Retrato Luis II de Baviera. Castillo de Neuschwanstein - P9060282  Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0451

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0452 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060273

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060272Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - SC_0043

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0453 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0454

Una vez que traspasas la puerta principal hay un gran patio con unos bancos y unos tornos que es por donde se entra al castillo, previamente estará tu hora anunciada en un panel luminoso para que te vayas preparando. En esa zona todavía se pueden hacer fotografías, una vez dentro no.

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060274 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0460

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060277 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060278

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060276 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0459

 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060275Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060279

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0458Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0456

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0461Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0462Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0464

A la hora citada, 09:15 en punto, entró nuestro grupo, pasamos por salones impresionantes, pero se me hizo muy corto, realmente es que cuando ves el castillo tan grande, piensas que vas a estar allí toda la mañana viendo habitaciones y salones, pero solo tienen visibles al público unas cuantas estancias y en tres cuartos de hora estábamos en la calle.

Como no se podían hacer fotografías del interior, pongo aquí estos fotocromos de la Wikipedia. Corresponden a la sala de los cantores, murales del ápside, dormitorio del rey y sala de estar.

 

 

Al terminar la visita nos dirigimos al Puente de Marienbrucke, que es el lugar donde se pueden tener las mejores vistas del Castillo, está a unos 15’ a pié, pero merece la pena, la vista completa del castillo y tan cerca sólo se puede obtener desde aquí y además todo lo que le rodea, el pueblo a lo lejos, las montañas, el riachuelo con una cascada…. verdaderamente impresionante.

Fotos de un lateral del castillo camino de Marienbrucke

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0465Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060284Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - P9060286

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0469

Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - SC_0048 Schwangau. Castillo de Neuschwanstein - DSC_0477

Puente de  Marienbrücke. Cartel - P9060293Puente de  Marienbrücke - P9060292

Cascada bajo el puente de  Marienbrücke - P9060290Cascada bajo el puente de  Marienbrücke - DSC_0473Candados en puente de  Marienbrücke - DSC_0476

Vista completa del castillo de Neuschwanstein desde el Puente de Marienbrücke

Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - P9060289Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - P9060287Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - DSC_0471Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - P9060291Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - DSC_0474

Castillo de Neuschwanstein desde el puente de  Marienbrücke - DSC_0472

OBERAMERGAU

Volvimos al hotel a recoger el coche y nos dirigimos a Oberamergau se encuentra a 47,8 kms. 47’. En este pueblo lo que destaca es la decoración de las fachadas de muchas de sus casas,  la alta calidad y cantidad de frescos con bonitas pinturas.

Estas pinturas son conocidas con el nombre alemán de "Lüftlmalerei" y que son comunes en la alta Baviera. La palabra "Lüftlmalerei" parece originarse de la casa "Zum Lüftl" en Oberammergau, que era la residencia del pintor de fachadas Franz Seraph Zwinck (1748-1792).

El pueblo tiene también una larga tradición en el tallado de madera. Las calles contienen docenas de talleres que venden imágenes religiosas, relojes, juguetes y piezas humorísticas. Además se fabrican localmente los típicos sombreros bávaros.

Este pueblo también es famoso por la representación de la Pasión de Cristo, que se hace cada cada 10 años. Más de la mitad de los habitantes participan, así que más de 2000 personas llevarán la historia de Jesús de Nazaret a la vida para las audiencias que acuden de todas partes del mundo. La última fue en 2010, así que quien quiera verla tendrá que esperar hasta el 2020.

Después de aparcar nos dirigimos a la oficina de turismo y nos dieron un plano, por cierto bastante malo, no había forma de orientarse, menos mal que el pueblo era pequeño y no te perdías, pero buscando algo en ése plano podías pasar dos veces por el mismo sitio y no encontrar lo que buscabas.

Dimos una vuelta por el centro y vimos algunas bonitas casas con las pinturas que he explicado antes, nos tomamos un café y de camino de vuelta al coche, nos paramos en la Iglesia de San Pedro y San Pablo, que estaba abierta, siguiendo la misma línea de las fachadas de las casas con bonitos frescos pintados en sus techos.

Casa de Pilato

Oberamergau. Casa de Pilato - DSC_0480Oberamergau. Casa de Pilato - P9060296

Oberammergau - DSC_0481 Oberammergau. Fuente - DSC_0483

Tienda con vestidos típicos de Baviera

Oberammergau, Trajes típicos de Baviera - P9060297Oberammergau, Trajes típicos de Baviera - P9060298

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0482Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060299

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0486

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0484Oberamergau. Posada alpina de 1612 - P9060302

Oberammergau - DSC_0485 Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060303Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060301Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060304

Oberammergau.  P9060305Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060306

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060307Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0487

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060308Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - P9060309

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0488 Oberammergau. Casa del Guarda forestal - DSC_0490

Oberammergau. Fachadas y Balcones pintados - DSC_0489Oberammergau. Cementerio junto a Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0491

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul - P9060311 Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul - P9060312

Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0492Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0494

Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0497 Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0493

Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0495Oberammergau. Pfarrkirche St Peter und Paul -DSC_0499

Nuestro siguiente destino estaba cerca, a 19,60 kms. 23’ es Garmisch-Partenkirchen. Hasta llegar allí el paisaje era precioso, altísimas montañas que con el día tan bonito y soleado que hacía resaltaban aún más.

Pasamos por el Monasterio de Etal, que se ve desde la carretera, pero no paramos, desconocía que esa Abadía benedictina estuviera allí y en las oficinas de turismo como es raro encontrar alguien que hable español, la información es muy limitada y nadie nos habló de él,  después he visto en Internet que es fantástico tanto por dentro como por fuera así como la ubicación donde se encuentra, si pasáis cerca no perdéroslo.

 

GARMISCH-PARTENKIRCHEN

Garmisch-Partenkirchen es una ciudad de Alemania en el estado de Baviera, ubicada cerca de la frontera con Austria. Con 26.117 habitantes, es capital del distrito de Garmisch-Partenkirchen.

Garmisch-Partenkirchen tiene mucho que ofrecer y, además, por partida doble. Y es que Garmisch y Partenkirchen eran antiguamente dos aldeas con derecho a la celebración de mercados y ferias independientes, de manera que ambas aportan unos núcleos históricos maravillosos y un entorno paisajístico excepcional, juntas forman el centro de celebración de deportes de invierno número 1 de Alemania.

Cuando se habla de Garmisch-Partenkirchen, la primera idea que nos viene a la cabeza sean los deportes de invierno: siete meses con una nieve de ensueño, 60 km de pistas, descensos con nieve virgen, la única estación de esquí con glaciar de Alemania...

En 1936 fue escenario de los Juegos Olímpicos de invierno, y llegó a ser sede oficial de los Juegos Olímpicos de invierno de 1940, aunque debido a la Segunda Guerra Mundial no llegaron a celebrarse.

Tradicionalmente se celebra una competición de saltos de esquí cada primero de enero, dentro del Torneo de los 4 Trampolines.”

Bueno esto era un poquito de historia para poneros en antecedentes pero nosotros no llevábamos nada preparado de ese pueblo y desconocíamos que hubiera dos en uno como el Carrefour, de eso me informaron cuando fui a la oficina de turismo a recabar información y lo vi más claro en el mapa.

Evidentemente estábamos en Garmish que es el pueblo que te encuentras primero viniendo de Oberamergau y ya nos quedamos en este para visitarlo, los dos no nos daba tiempo, sino llegaríamos muy tarde a Munich. No sabemos si la elección fue la mejor o no.

Después de aparcar en el centro, tomamos la calle peatonal hasta la oficina de turismo, ya empezamos a ver muchas casas con preciosa decoración en sus fachadas al estilo de las de Oberamergau.

Dimos un paseo por esa zona y además de las bonitas pinturas de las casas y los balcones llenos de flores, lo que más me llamaba la atención eran sus montañas que por la época que era, lógicamente no había nieve pero este pueblo en invierno tiene que ser una maravilla.

Garmisch Partenkirchen - P9060313Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060314

Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060315Garmisch Partenkirchen. Fuente - P9060316

Garmisch Partenkirchen. placita - P9060317Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060318

Mohrenplatz

Garmisch Partenkirchen. Mohrenplatz - P9060319Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - DSC_0500

Garmisch Partenkirchen. Mohrenplatz - P9060320Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - DSC_0501

Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060321Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - DSC_0502

Fuente en Plaza de Richard Strauss

Garmisch Partenkirchen. Fuente en plaza de Richard Strauss - DSC_0504Garmisch Partenkirchen. Fuente en plaza de Richard Strauss - DSC_0505Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060322

Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060323Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - P9060324

Siguiendo instrucciones del chico de la oficina de turismo, atravesando el parque “Kurpark”, llegaríamos a la calle Frühlingstrasse que es la zona más antigua de la ciudad asentadas en el siglo IX. Estaba un poquito retirado pero mereció la pena el paseíto y las casas de la zona.

Esculturas en Kurpark

Garmisch Partenkirchen. Escultura en Kurpark - DSC_0506Garmisch Partenkirchen. Escultura en Kurpark - DSC_0507

Río Loisach e Iglesia Alte Kirche Garmish

Garmisch Río Loisach - DSC_0508 DSC_0509DSC_0512 Garmisch Partenkirchen - P9060327

Calle Frühlingstrasse

Garmisch Partenkirchen. Fruhlingstrasse - DSC_0510Garmisch Partenkirchen. Fruhlingstrasse - P9060325

P9060326Garmisch Partenkirchen. Fachadas y balcones pintados - DSC_0511

De vuelta al coche compramos pan y cervezas y nos detuvimos de camino a Munich en un área de descanso de la Autopista, era un sitio idílico si no fuera por el ruido de los coches.

Ahora tendríamos una hora más de viaje, 88,70 kms. hasta llegar al hotel.

MÚNICH

El aparcamiento en la zona no era complicado pero todos los de las calles de alrededor eran aparcamientos regulados. La dueña del hotel nos ofreció pagar una tarjeta de 5€ al día que nos permitía estacionar sin problemas y sin estar pendientes de los horarios.

La recepcionista, que creo que era la dueña, hablaba un poco español, nos entendimos perfectamente con ella, nos entregó un plano de la ciudad en español, el código de la puerta de la calle para poder entrar de noche porque la recepción no era 24 horas y clave para el wifi, que decía que era en todo el hotel pero luego al final no fue así sólo funcionaba en las zonas comunes, como a la habitación no llegaba y me tenía que salir al pasillo con el móvil.

Como siempre, la habitación que nos entregaron fue la última del último piso y encima en este caso un tercero sin ascensor.

Cuando dejamos las maletas nos fuimos para la parada del autobús que estaba muy cerca la del núm. 52 que nos llevaría al centro.

Hasta ahí todo bien, pero al subirnos al autobús un problema, ¿Como pagábamos? Había una maquinita dentro del bus que admitía monedas y tarjetas de crédito con chip, lo intentamos de las dos maneras pero no había forma de entenderla, el idioma era en alemán y como había que darle información del núm. de personas, zona del viaje, etc. al final echamos monedas al tun-tun y se cobró 5€.

Vimos en el ticket que era para una sola persona por lo que supusimos que nos habíamos equivocado de zona, porque no es posible que llegar al centro que eran 5 paradas, 6 minutos costara 5€ por persona, así no sacamos para la otra persona y punto, nadie salió a nuestra ayuda y eso que nos estaban viendo que éramos extranjeros que no entendíamos el idioma.

Nos teníamos que bajar en Marienplatz, pero ¡bingo! en obras como no, gracias que nos avisó un señor porque nos dejó en otra calle.

Nos dirigimos hacia Marienplatz que es el centro y corazón de la ciudad  pero antes pasamos por la plaza Viktualienmarkt, esta plaza es un mercado al aire libre y un biergarten.

Torre del Antiguo Ayuntamiento, que aloja en su interior el museo del juguete

P9060328 DSC_0514

Tras atravesar el arco de la torre del antiguo Ayuntamiento (siglo XV) nos topamos de frente con la especialmente concurrida plaza de Marienplatz, y digo especialmente no porque nosotros la hubiéramos visto antes sino porque estaba llena de policías y de hinchas de futbol. Al parecer a las 20:00 se jugaría un partido entre Alemania y Austria y estaban todos congregados entre esta plaza y la de detrás del ayuntamiento llamada Marienhof, como más tarde veríamos.

Sabíamos que la torre del nuevo Ayuntamiento de Munich de 85 metros de altura en estilo neogótico, construido 1867-1908 ostenta un Glockenspiel famoso en el mundo entero, cuyo exterior se ve alegrado por las figurillas de su carillón que salen a representar bajo el reloj su torneo de caballeros medievales y su baile de los toneleros, pero no sabíamos si era a todas las horas o a alguna determinada.

Como estaba a punto de dar las 18:00 horas, esperamos unos minutos a ver si se ponían las figuras del Glockenspiel en movimiento, pero dieron las horas en punto y nada. Después nos enteramos que lo hacen a las 11:00 y 12:00 y en verano también a las 17:00 horas, no se si en estas fechas lo consideran todavía verano, pero de todas formas para el de las 17:00 horas ya habíamos llegado tarde.

Marienplatz con el Nuevo Ayuntamiento

DSC_0513P9060331

DSC_0515

DSC_0516 P9060332

Pongo esta foto de la guía de Alemania donde se ve la Plaza con mayor perspectiva desde lo alto.

The Rathaus-Glockenspiel de Munich es una atracción turística en Marienplatz

DSC_0518DSC_0520DSC_0522

DSC_0521P9060333

Pasamos por la Frauenkkirche, la gótica iglesia de la ciudad, “Catedral de Nuestra Querida Señora” con sus cúpulas tan características y  cuyas dos torres gemelas se divisan casi de todas partes del centro, pero estaba cerrada y en obras, por supuesto.

Una de las dos torre gemelas de la Fraunkirche

P9060334 DSC_0523

Pequeñas estatuillas que adornan las esquinas de muchas calles del centro de Munich

P9060337P9060338

Cuando llegamos a la Plaza de Marienhof, nos quedamos alucinados con el ambientazo de había debido al partido, lleno de Austriacos y también de locales, allí había que tomarse un descansito bebiendo una cerveza en las mesas compartidas como es costumbre en Alemania, para vivir el ambientillo aquel y más aún a mi marido con lo que le gusta el futbol.

Nos tomamos una jarra de cerveza que compramos en uno de los kioscos ambulantes que había alrededor de la plaza, nos costó cada una a  4€, aunque en realidad te cobran 7€ porque 3€ es la fianza que luego te devuelven cuando entregas la jarra de cristal.

Se estaba fantásticamente bien allí, buena temperatura, con música child-out en vivo, gente por todas partes sentadas en sillas, en los bancos de las mesas largas, en el césped, etc.

Nos sentamos en una de las mesas largas compartiéndola con fans austríacos a tomarnos nuestra cerveza, más tarde llegaron tres señores de Hamburgo que venían a animar la selección de su país, uno de ellos hablaba español y enseguida pegó la hebra con nosotros, principalmente con Jose por temas de futbol. Pasamos un rato muy agradable charlando con él y con sus animados compañeros de mesa.

DSC_0517  DSC_0524 DSC_0528

DSC_0525 DSC_0527

Nos despedimos de nuestro simpático amigo porque no queríamos acapararlo sólo para nosotros al ser el único que hablaba español y además teníamos que irnos para aprovechar la claridad de lo que quedaba de tarde.

Tomamos por la calle Residenzstrasse y llegamos hasta la plaza de Max Josef. Una plaza colosal en cuyo centro se encuentra el monumento a Maximiliano José I, que promulgó la primera constitución alemana en 1818 y donde se aprecian en toda su magnitud la grandiosidad y el clasicismo del Teatro Nacional u Ópera Bayerische, donde se estrenaron varias óperas de Wagner (Tristán e Isolda, Las Walkirias, etc.)

Un lado de esta plaza está flanqueado por un palacio llamado la Residenz, un edificio enorme que perteneció a los Wittelsbach, la familia que gobernó Baviera durante más de 600 años. Es el mayor palacio de toda Alemania, fue durante más de 400 años la sede de la soberanía bávara .

Teatro Nacional u Ópera Bayerische con el el monumento a Maximiliano José I

 DSC_0529

Fachada del Palacio La Residenz

DSC_0530DSC_0531

DSC_0532 DSC_0533

Continuando por la Residenzstrasse pegado a la fachada del palacio, llegamos a la plaza Odeonsplatz, al llegar lo primero que te topas es con el monumento a manera de "Arco Florentino" llamado Feldherrnhalle (Logia de los Mariscales de Campo) que honra el valor de las fuerzas armadas bávaras, fue construida en 1844.

Frente a este edificio con arquería triple emergen las sólidas torres mellizas del Theatinerkirche o "Iglesia de san Cayetano", pintada de amarillo

Odeonsplatz y La Theatinerkirche

DSC_0538 DSC_0534

La Feldherrnhalle

DSC_0535DSC_0537

DSC_0536

De allí nos fuimos hacia Promenadeplatz, una plaza con mucha arboleda, como un pequeño parque, donde me llamaron la atención dos cosas, esta escultura plateada y el altar homenaje a Michael Jackson.

DSC_0539DSC_0541

DSC_0542DSC_0543

Retornamos a la calle peatonal y comercial Neushauserstrasse, donde al final de la misma se encuentra la Karlstor que es una de las antiguas puertas de Múnich y es una de las tres que todavía existen, junto con Isartor y Sendlinger Tor, estas dos no las vimos.

Karlstor

DSC_0544

Al traspasar la puerta Karlstor, nos topamos con la plaza Karlplatz, que estaba muy concurrida, estaban celebrando un concierto y había llenado la plaza con las famosas mesas largas y bancos alemanes, que era un buen lugar para terminar nuestro día, qué mejor que tomarnos una cerveza con una salchicha sentaditos viendo el concierto. Pues sí, ya se aprecia mi cara de cansancio pero disfrutamos mucho ese rato.

DSC_0545DSC_0049 (2)

DSC_0546DSC_0547DSC_0050 (2)

Al terminar el concierto nos fuimos caminando de nuevo hacia Viktualienmarkt, no sin antes fotografiar de nuevo pero esta vez iluminada, la bonita torre de del reloj del Ayuntamiento.

DSC_0549DSC_0550

Teníamos claro que autobús no íbamos a tomar en vista del lío que nos hicimos a la ida, pensábamos volver caminando pero como estábamos tan cansado al final tomamos un taxi, no recuerdo exactamente cuanto nos costó pero no fue caro.

Ir a –> Página Principal / Capítulo ICapítulo II / Capítulo IIICapítulo IV / Capítulo V / Capítulo VI / Capítulo VIII

No hay comentarios: