22 dic. 2014

PRAGA. VISITA DE 6 DÍAS. CAPÍTULO I

 

Ir a  Página Principal / Capítulo II

INTRODUCCIÓN

Este viaje, era mi segunda vez a Praga, el primero lo hice en el año 1999 y he repetido destino por varios motivos:

Primero porque hace ya mucho tiempo y una ciudad tan bonita es necesario recordarla de vez en cuando, es de los destinos que no me importa repetir, segundo porque mi marido no la conocía y alguna vez había que ir para que él la viera y tercero, porque mi primer viaje fue en verano y quería ver la Praga previa a las  Navidades llena de árboles de Navidad, de luces de colores y belenes y de mercadillos en cada plaza con un ambiente tremendo y ahora que conozco  las dos me quedo con la Praga Navideña.

Hemos tenido mucha suerte con el tiempo, no ha hecho nada de frío comparado con las temperaturas normales de allí, las mínimas han rondado entre 1 y 3º, aunque si hubiera nevado, no me hubiera importado nada, hubieran sido las fotos perfectas de postales navideñas y para mi hubiera sido una novedad dado que no estoy acostumbrada a ver la nieve en mi ciudad, de hecho en Sevilla no la he visto nunca con los años que tengo.

El viaje no lo preparé yo desde el principio al fin, como suelo hacer, puede que por falta de tiempo o puede que falta de ganas o ambas cosas juntas, unido a que al lado de casa han abierto una agencia de Viajes nueva y me pasaron presupuesto que lo vi bastante razonable, sobre todo en el precio del hotel, así que decidí contratarlo con ellos y es una comodidad tremenda.

Precio del paquete, avión + transfer  (ida y vuelta al hotel)+ Hotel de 5* con ubicación céntrica: 1065€

Desde aquí quiero dar las gracias a Jesús, el dueño de la agencia que se ha portado maravillosamente y es muy importante saber que tienes ahí a una persona respaldándote, o a la que puedes acudir en caso de necesidad, a casi cualquier hora del día.

AGENCIA DE VIAJES

ZAFIRO TOURS. Teléfono 955087510 sanjuuan-sevilla@zafirotours.es

VUELO

Compañía: Vueling: 660€ ida y vuelta los dos

Ida 16/12/2014 --> Sevilla-Barcelona a las 07:00 /Barcelona-Praga a las 12:20

Llegada al destino final a las 14:45, sin retrasos

Vuelta 21/12/14 –> Praga-Roma a las 16:55 / Roma-Sevilla a las 21:20

Llegada al destino final a las 23:55 sin retrasos

TRASLADOS

Con la empresa Bedsonline. Traslados Aeropuerto de Praga Hotel y viceversa, 35€ las dos personas y los dos traslados, no es caro, pero el conductor llegó a recogernos al Aeropuerto con 1/2 hora de retraso y a la vuelta no nos dejó en la puerta de la terminal, iban 2 pasajeros para la terminal 1 y cuatro pasajeros nos quedábamos en la 2 y nos dejó a los 6 en el aparcamiento, indicándonos con el dedo a lo lejos cual era la terminal de cada uno, teniendo que arrastrar las maletas hasta la entrada del aeropuerto.

HOTEL:

Eurostars Thalia. 5*****  Narodni Trida, 13 Praga. Precio de 5 noches 370€

Del hotel tengo que decir que todo fantástico y maravilloso, desde la ubicación, caminando a todas partes, la atención personalizada y que siempre había una persona en recepción de habla española, los desayunos increíbles, la habitación y el baño espaciosos y súper limpios.

Por ponerle alguna pega diría tres pequeños detallitos: bañera excesivamente alta no apta para ancianos o personas con movilidad reducida, escasa luz artificial en la habitación (teniendo en cuenta que en esta época del año a las 16:00 horas es de noche) y falta de algún espejo en la habitación, sólo tenían el del baño.

APARCAMIENTO EN EL AEROPUERTO

Con la Empresa Parking Aerópolis, también sugerido por Jesús, el señor de la agencia y, fantástico en eficiencia y puntualidad, nos costó 26 € los 6 días de aparcamiento con recogida y entrega en el mismo aeropuerto, costaría 3€ menos si optamos por nuestra entrega en sus instalaciones y nos llevaban ellos al aeropuerto pero preferimos la primera opción, era más cómoda.

Martes 16/12/2014

Hoy comenzaba  nuestra aventura hacia Praga, desde el momento que salimos de casa, ya quería estar allí, aunque me gusta el mundillo de los aeropuertos, es agotador y más aún cuando no son vuelos directos.

En el Self Service del aeropuerto tomamos café y un dulce, 6,45€ y a esperar nuestra hora de embarcar.

Llegamos a Barcelona a las 08:35
Allí no tuvimos que recoger las maletas, al ser los dos vuelos con la misma compañía y estar conectados, el equipaje, que en esta ocasión era una maleta de 23 kgs, la facturamos en Sevilla directamente a Praga.

Al llegar al aeropuerto de Praga, mientras Jose recogía la maleta, yo me paré en la primera oficina de cambio que vi, a cambiar 20€ (452 coronas, a 22,6/€) para poder atender a los primeros gastos con moneda local, consciente de que el cambio no era muy bueno, pero como era poca cantidad, poco perderíamos.

Nos dimos prisa en salir, no fuera a ser que nos estuviera esperando la persona del transfer que nos llevaría al hotel, pero nada, no había nadie, esperamos unos minutos mas y como ya hacia media hora que había llegado el vuelo, le mandé un wasap a Jesús, el chico de la agencia, que me había dicho que si tenía algún problema que lo llamara, pero mientras él hacía las gestiones, llegó el del transfer.

Seis personas en el transfer, dos para un hotel y 4 para otro, así que sólo tuvo que hacer dos paradas.

Llegada al hotel. Fantástica habitación, ya lo describí arriba.

Praga. Habitación Hotel Thalia  - 20141216_162250

Una vez que hicimos el check-in y soltamos las maletas, nos fuimos derechos para la Staroměstské náměstí (Plaza de la Ciudad Vieja), que aunque eran sólo las 16:45 aproximadamente, ya era noche cerrada.

Cuando llegamos al antiguo Ayuntamiento, apenas a 10’ caminando (800 m) en su fachada se encuentra una de las joyas de la ciudad, la  torre con el reloj astrológico, estaban a punto de dar las 17:00 horas así que llegamos a tiempo de ver por primera vez el movimiento de los personajitos que salen por las ventanitas del reloj, en realidad son los 12 apóstoles rodeados por los símbolos de la avaricia y la vanidad.

El reloj fue construido en 1410 y cada hora en punto el mecanismo activa una serie de figuras de madera que representan una alegoría del tiempo y lo efímero de la vida.

La verdad es que admirar el reloj es una maravilla, pero la expectación que supone a cada hora en punto para lo poco que dura, al menos para mi fue un poco decepcionante.

Allí nos encontramos con Pablo, un chico Sevillano de los muchos españoles que te puedes encontrar por la plaza y alrededores promocionando sus tours, el primero a pie gratis de un par de horas de duración más o menos y con opción de apuntarte a otros, de pago tanto en la ciudad como fuera.

Fechada del antiguo Ayuntamiento y torre con el reloj astrológico.

Praga. Plaza Ciudad Vieja.Torre Reloj - 141216_165240Praga. Plaza Ciudad Vieja.Torre Reloj - 20141216_165508

Praga. Plaza Ciudad Vieja. Ayuntamiento y Torre Reloj - 20141216_165304Praga. Plaza Ciudad Vieja.Torre Reloj - DSC_0001

Praga. Plaza Ciudad Vieja.Torre Reloj - DSC_0003Praga. Plaza Ciudad Vieja.Torre Reloj - DSC_0004

Nada más terminar de dar las campanadas el reloj, nos fuimos para la plaza que está justamente al lado, esa primera impresión de ver la Iglesia de Tyn con ese gigantesco árbol de Navidad delante y toda la plaza llena de mercadillos y puestos de comidas, suvenires, etc. te deja impactado, qué ambientazo, no solo de turistas sino también de gente local.

La Plaza de la Ciudad Vieja, situada entre el boulevard de Wenceslao y el puente de Carlos, está considerada como el centro turístico de la ciudad y está rodeada por magníficos edificios de diferentes estilos arquitectónicos, que abarcan desde el gótico de la Iglesia Týn, al barroco de la iglesia de San Nicolás.

Con el gentío y el ambientazo que había me quedé sorprendida con el silencio que existía, la gente allí habla en voz muy baja, con lo cual podías oír la música clásica que se escuchaba de fondo de algún artista callejero.

Iglesia de Tyn con el gigantesco árbol de Navidad delante

20141216_175559DSC_0014

DSC_0011DSC_0013

Diversas vistas de la Plaza adornada de Navidad

Praga. Plaza Ciudad Vieja - 20141216_171610_LLS20141216_175150_LLS

20141216_172513_LLS20141216_175026_LLS

En el centro de la plaza se sitúa el Monumento a Jan Hus, reformador religioso quemado en la hoguera por no retractarse de sus creencias.

DSC_0009

Más vistas de la plaza (al fondo la Iglesia de San Nicolás) y el portal de Belén bajo el árbol

DSC_000820141216_175709

DSC_0010

Nos fuimos a sacar dinero a una casa de cambio que hay por allí cerca en la esquina de la calle Kaprova, junto a la plaza de Frank Kafka, había leído en los foros que era donde tenían mejor cambio, de hecho viene hasta un link donde te lleva a unos cupones que puedes imprimir y presentar en ventanilla para que te den aún mejor valor. Pues a mi, aunque los llevaba impresos, se me olvidaron en el hotel , no obstante el cambio salió a 27,20 coronas/euro, bastante más ventajoso que el del aeropuerto.

Volvimos a la plaza donde después de mirar los puestecillos de comida y souvenirs, compramos unas salchichas y cervezas en uno de los kioskos callejeros y nos las tomamos en un banco.

De allí nos fuimos caminando hacia el Puente de Carlos.

En Stare Mesto al comienzo del Puente de Carlos nos topamos con la pequeña plaza de Krizovnicke namesti, Plaza de los Cruzados, donde se erige la iglesia de San Francisco de Asís o Kostel svatého Františka z Assisi, también conocida como la iglesia de San Francisco de los Cruzados de la Estrella Roja, junto a esta se encuentra  la iglesia de San Salvador o Kostel Nejsvetejšího Salvatora, parte integrante del antiguo colegio jesuita de Klementinum, y delante, como si fuera un guardián del puente está la estatua del Propio Carlos IV, construida en 1848 coincidiendo con el 500 aniversario de la Universidad de Carlos.

Estatua de Carlos IV en la Plaza Krizovnicke namesti

20141216_181836DSC_0017

Iglesia de San Francisco de Asís a la izquierda y la de San Salvador al frente

DSC_0021

Y por último la puerta-torre que da comienzo al puente,”La Torre del Puente” de 47 m., desde donde se controlaba al enemigo. Se puede subir a ella y dicen que hay vistas muy recomendables, pero nosotros lo fuimos dejando y al final no nos dio tiempo, es una de las excusas para poder volver.

Diversas vistas de la Torre del Puente, en la orilla oriental del Puente de Carlos,  el lado de Staré Město

20141216_181919DSC_001520141216_182443

DSC_0024DSC_0016

El Puente de Carlos junto con la Plaza Vieja creo que son los lugares de obligada visita para un turista.

Se trata de un puente peatonal ("Karlův Most" en checo) que atraviesa el río Moldava desde la Ciudad Vieja (Staré Město) a la Ciudad Pequeña (Malá Strana) donde se alzan en sus pilares las 30 estatuas de sendos santos,  construidas en estilo barroco entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, convertido hoy día en una suntuosa galería de arte sacro al aire libre.

Ahora están las réplicas, las originales las llevaron al Museo Nacional de Praga.

De día, multitud de pintores, malabaristas, vendedores ambulantes y artistas de todos tipo, son los usuarios fijos para sacarse unas coronas, también algún que otro ratero a ver que puede pillar.

De noche, muy en penumbra, para mi gusto demasiado (un poquito más de luz no le hubiera venido mal), aunque con su encanto, otra imagen totalmente diferente.

Algunas de las vistas nocturnas del Castillo de Praga y la Catedral de San Vito desde el Puente de Carlos.

DSC_0025DSC_0026DSC_002020141216_18195120141216_18202120141216_184738DSC_003520141216_184629DSC_0036

Muestra de 6 de las 30 estatuas de los pilares del Puente de Carlos

DSC_0023DSC_004120141216_182608

20141216_18314220141216_18242020141216_185722

La estatua que se lleva todas las visitas es la de San Juan Nepomuceno, que fue lanzado al río -por eso la chapa debajo de la estatua está desgastada, dicen que da buena suerte rozarla, yo por si acaso, lo hice.

DSC_0029DSC_0030DSC_0028

Ya por fin llegamos casi al final del Puente, después de recorrer los 520 m. de longitud, esta es a primera pero no la única vez que atravesaríamos el famoso puente y a distintas horas del día con diferentes tonalidades de luz.

Otra bonita estampa es cuando se está llegando a Mala Strana, después de la oscuridad del Puente, las bonitas Torres iluminadas, en esta orilla del río, dos puertas que dan inicio a este barrio.

DSC_0040DSC_0038

DSC_003720141216_185403_LLS

Mención también a las vistas de la izquierda del puente como son la plaza de la Isla de Kampa , con su árbol de Navidad, que no falta en ninguna plaza, la vista del molino del gran Prior y la estatua del legendario Bruncvík con la espada mágica colocada en el puente para ayuda de San Wenceslao, con el fin proteger a la nación checa.

20141216_18591220141216_185213_LLSDSC_0042

Volvimos a la Plaza Vieja y nos sentamos en uno de los bares más turísticos en la misma plaza, para continuar viendo todo el ambiente y no perder detalles del espectáculo callejero. Allí nos tomamos una cerveza cada uno (165 coronas = unos 6€ aproximadamente) y nos fuimos para el hotel, donde ese día después de estar levantados desde las 4:00 de la mañana era hora de irse a descansar, cenamos con nuestros víveres de reserva.

 

Ir a  Página Principal / Capítulo II

3 comentarios:

Marga andorra dijo...

me gustaria saber pq no se pueden ver los capitulos 4 , 5 y 6 de republica checa, me parecen muy interesantes e ilustrativos , pienso viajar en diciembre de 20015

CARMEN RODRÍGUEZ dijo...

Hola Marga.

Muchas gracias por leerme. Me parece que has elegido una fecha estupenda para ir a Praga. Espero que te haga tan buen tiempo como me hizo a mi.

Sí efectivamente aún no se puede acceder a los capítulos 4-5 y 6 porque en su momento no tuve el suficiente tiempo para escribirlos y completar el viaje.

Tantas fotos y lujo de detalles requiere mucho tiempo y a veces se me junta con la preparación del siguiente viaje que no doy a basto.

Espero que de aquí a diciembre que te vayas a marchar haya podido completar al menos algún capítulo más. No obstante si no pudiera, como los tengo más o menos en borrador, y quieres preguntarme alguna duda en concreto estaré encantada de responderte. Un saludo.

Juanito dijo...

Hola Carmen!

Soy un apasionado por los viajes y cada vez que leo algo sobre Praga me entra todo tipo de sensaciones positivas..
Nostalgia, cariño y recuerdos.
Es una ciudad que he visitados dos veces y que merece la pena ir siempre que se pueda mientras el cuerpo aguante.

He leido tu post al completo y muy buena decisión la de acudir a Kaprova a cambiar (es la mejor casa de cambio de allí).

Praga de noche es espectacular y las estampas navideñas que deja son increibles.
Yo que soy un apasionado por la historia también me gusta que me expliquen los lugares y fui con White Umbrella, por lo que veo tu lo hiciste el recorrido turístico de forma independiente, no?

Saludos!