12 may. 2015

LONDRES EN TRES DÍAS. CAPÍTULO I: TARDE DE VIAJE Y DÍA 1º VISITA DE LA CIUDAD


Ir a Página Principal / Capítulo II

Jueves 07/05/2015
Para este viaje, el paquete de vuelo + hotel lo contratamos a través de la agencia Edutravel.










Vuelo directo Sevilla-Londres con Ryanair al Aeropuerto de Stansted

Sin maleta facturada, eso sí,  Ryanair ha cambiado mucho y ya permite un bolso de mano además de maleta de cabina de 10 kgs. y ha aumentado un poquito las medidas

Precio:  124,50€ por persona
Ida –>  Salida a las 16:55  / Llegada a las 18:45
Regreso  -->  Salida a las 12:35  /  Llegada a las 16:25

HOTEL

40-44, Harrington Gardens, Kensington y Chelsea, Londres, SW7 4LT

Precio:  555 €  4 noches en habitación doble

El hotel estaba muy bien, el desayuno un poco cortito en variedad, nada de dulces y salados, sólo zumos, café, cereales y tostadas con mantequilla, mermelada o miel, queso y jamón de york, pero todo de buena calidad.
Las habitaciones estaban bien de tamaño pero un poco escasas de muebles, no tenía frigorífico y el baño estaba muy nuevo y luminoso pero excesivamente pequeño, había que tener las bolsas de aseo y demás dentro de la habitación porque no cabían.

Lo mejor de todo para mi, tres cosas, cambio de toallas a diario y sábanas cada dos días, la situación, muy cerca de una parada de metro, ubicado en un barrio muy bonito, no lejano del centro con muchas tiendas y restaurantes y que el wifi, en la habitación funcionaba perfectamente.

Traslados Hotel-Aeropuerto y viceversa

Para el traslado del Aeropuerto al hotel y viceversa contratamos un transfer por Internet con la empresa http://www.pinkberrycars.com/ . El coste fue de 114 libras ida y vuelta las 4 personas (unos 154€, es decir a unos 19€ por persona y trayecto), para los precios de Londres, bastante barato, lo recomiendo, seguro que en transporte público hubiera costado casi lo mismo, hubiéramos llegado más tarde y es muy muy cómodo que te recojan en el aeropuerto y te dejen en el hotel y viceversa. Eso es viajar como un señor por un  precio razonable.

Después del Cheking, nos fuimos para la parada de metro de Gloucester Road, compramos la tarjeta Oyster en una de las máquinas expendedoras, nos costó 5 Libras (el plástico) más una recarga de lo que quisimos, concretamente de 10 libras. La tarjeta hay que pasarla por las puertas del metro al entrar y salir y va descontando, la vuelves a cargar tantas veces como necesites, no te preocupes si te pasas, el día que te vayas te devuelven tanto lo que te haya sobrado de saldo como el importe que pagaste de depósito por la tarjeta. Es muy cómodo, si pincháis en el enlace podéis ver más detalles en español.

Nos bajamos en la estación de metro (Underground o The Tube como lo llaman los londinenses) de Picadilly Circus, dimos un paseo por esta famosa plaza y alrededores, que aunque tiene su encanto siempre, de noche destaca aún más por los famosos carteles luminosos gigantes, barrio chino y nos tomamos una hamburguesa en un McDonald esquina calle Great Windmill St con Shaftesbury Avenue, nos sentamos otro rato a tomar algo en la misma calle, en Jamie Oliver’s Diner.

Para orientación 3,50 libras una cerveza y 2 libras un cartucho de patatas fritas (4,72€ + 2,70€)

Metro de nuevo y de vuelta al hotel

PICADILLY CIRCUS

La plaza Piccadilly Circus es el lugar elegido por muchos londinenses y turistas como punto de encuentro gracias a su situación privilegiada y a la enorme gran oferta de ocio que existe en la zona.

Carteles Luminosos Gigantes


El Criterion Theatre y chicos bailando en la explanada delante del mismo




Fuente de Eros

Fuente Memorial del  Ángel de la Caridad Cristiana, popularmente conocido como Eros, una de las primeras estatuas en ser fundidas en aluminio.



Barrio chino

Pegado a Picadilly Circus, y situado en pleno Soho se encuentra  Chinatown. El barrio chino de Londres se caracteriza por sus tiendas, sus restaurantes y, en general, por su ambiente.




Viernes 08-05-2015

Madrugón, desayuno y metro a Victoria, para irnos caminando hacia el Palacio de Buckingham

Zona Palacio de Buckingham

Buckingham Palace es la residencia oficial de la Familia Real Británica en Londres desde 1837. Actualmente, es el lugar de residencia de la reina Isabel II.
Sólo se permiten las visitas al interior del palacio durante 8 semanas al año, comprendidas entre agosto y septiembre.



 







Victoria Memorial






El Victoria Memorial es una escultura que se encuentra en el centro de los jardines de la Reina, enfrente del Palacio de Buckingham El monumento tiene una gran estatua de la Reina Victoria la cual mira hacía el The Mall.

También es interesante ver el cambio de guardia, pero nosotros debido al poco tiempo que teníamos no quisimos esperar a la hora para verlo.

El Cambio de Guardia se lleva a cabo diariamente a las 11:30 horas desde mayo hasta julio. El resto del año se realiza cada dos días, exceptuando los días de lluvia en los que el espectáculo suele ser cancelado.

En ninguna de mis dos visitas a Londres lo he visto, aunque congrega a miles de visitantes, yo no tengo demasiado interés, tengo entendido que es algo aburrido y monótono.




The Mall, preciosa avenida que nos lleva a través del Arco del Almirantazgo a Charing Cross y Trafalgar Square,  decorada con la bandera inglesa en cada una de sus farolas, no se si estará siempre así o es debido a los actos que se celebrarían el domingo que ya comentaré.

The Mall y St. James Park




Vistas de Buckingham Palace desde St. James Park



St James's Park







Cruzamos a través de St. James's Park hasta llegar al Guards Division Memorial, el parque, que tiene una extensión de 23 hectáreas en la zona de Westminster, en el centro de Londres, es el más antiguo de los Parques Reales de la ciudad.

Guards Division Memorial




La carpa que se ve en la foto, las gradas que había colocadas así como las banderas de diferentes países y muchísimos urinarios públicos portátiles colocados en fila (cuando pasamos nosotros, aún cerrados) eran debidos  al evento del domingo.

El Arco del Almirantazgo

Es un gran edificio de oficinas, incorpora una arcada que proporciona acceso a un camino y un paso peatonal entre The Mall, y Trafalgar Square



Trafalgar Square

Trafalgar Square (Plaza de Trafalgar) es una de las plazas más importantes y animadas del centro de Londres. Fue creada en 1830 para conmemorar la victoria de la armada británica frente a la española y la francesa en la Batalla de Trafalgar.

En el centro de la plaza se alza la majestuosa Columna de Nelson, columna  de granito de casi 50 metros de altura. Está coronada por una estatua del almirante Nelson y rodeada por cuatro leones de grandes dimensiones, construidos con el bronce fundido de los cañones de la flota francesa.


  






En la parte norte de la plaza se alza la National Gallery y frente a ella se sitúan dos grandiosas fuentes que se iluminan cuando cae la noche.




Cruzando la calle a la derecha de la National Gallery, se encuentra la iglesia anglicana de St Martin in the Fields (San Martín del Campo). Luego más tarde volveríamos a ella.

National Gallery e Iglesia de St. Martin in the Fields  en Trafalgar Square




Después nos dirigimos a la zona del Big Ben, para ello tomamos por la avda. Whitehall, donde destacan el monumento a las mujeres de la 2ª Guerra Mundial y Downing st.

Monumento a las mujeres de la 2ª Guerra Mundial en Whitehall



A propósito, el día que llegamos hubo elecciones generales, y la verdad que salvo un poco de revuelo de periodistas en Downing Street esta mañana, donde se encuentra la residencia del primer ministro, no se notaba para nada, ningún cartel anunciado, no se si allí en campaña tienen otra forma de publicitar las elecciones o bien los habían retirado las 24 horas inmediatamente anteriores por la jornada de reflexión o por el acto del domingo.

Downing St. a la derecha la casa del primer ministro



Caminamos por Whitehall hacia adelante hasta la calle Bridge, donde nos encontramos de lleno con el parlamento y el  famoso Big Ben.

Big Ben es el nombre con el que se conoce a la gran campana del reloj situado en el Palacio de Westminster, sede del Parlamento del Reino Unido. La torre alberga el reloj de cuatro caras más grande del mundo, y es la tercera torre de reloj más alta del mundo.

Palacio de Westminster, Casa de los Comunes (Parlamento) y Big Ben









El puente de Westminster, es un puente sobre el río Támesis que une Westminster y Lambeth,  de una longitud total de 252 m










Al finalizar el puente bajamos un momento hacia la derecha del mismo para tomar algunas fotos y después nos dirigimos a la izquierda  donde se encuentra la famosa noria “The London Eye”

El London Eye ('Ojo de Londres'), también conocido como Millennium Wheel ('Noria del milenio'), es una noria-mirador de 135 m situada en los Jubilee Gardens,  entre los puentes de Westminster y Hungerford. Cuenta con 32 cabinas para pasajeros, selladas y climatizadas, de 8 metros de longitud y 4 metros de diámetro, sólo que es un poco cara cuesta unos 30€






Cruzamos el Puente de Hungerford (también conocido como el puente de Charing Cross) está situado pasando el London Eye entre el Puente de Waterloo y el de Westminster. Es  un puente de hierro para el ferrocarril,  a ambos lados de dicho puente se encuentran otros  dos puentes peatonales recientes,  atirantados, y  que comparten los estribos de la cimentación del puente de ferrocarril y que se denominan los Golden Jubilee Bridges.

Uno de los dos puentes “GoldenJubilee Bridges y un bonito pub The Sherlock Holmes en Northumberland Street





Volvimos a la Iglesia de Saint Martin in the Fields, la cual data del siglo XVIII también posee una galería de arte, una sala de conciertos o un café restaurante, entre otros atractivos para los turistas, además de albergar la Academia del Coro de St Martin in the Fields. En su interior, St Martin acoge las tumbas de personajes famosos de la historia de Londres.

Iglesia de Saint Martin in the Fields, exterior e interior y escultura de un bebé con el cordón umbilical en la puerta de la iglesia.






La antigua cripta es hoy un café restaurante, donde además de visitarla aprovechamos para hacer una paradita y tomarnos un café (3 expresos+2 dulces = 13,50 libras)

Cripta (café restaurante) de la Iglesia de Saint Martin in the Fields




Nuestro siguiente destino era la Catedral de San Paul, se encontraba un poco retirada de donde estábamos pero preferimos ir caminando para poder ver más cosas. Pasamos cerca del famoso barrio de Covent  Garden, que aunque teníamos prevista la visita, al pasar tan cerca de él aprovechamos para verlo.
Es uno de los distritos más animados de Londres. El gran atractivo turístico de la zona reside en sus cafés al aire libre, los artistas callejeros, las tiendas de lujo y los mercados. En su centro se alza la Piazza diseñada en 1630 por Iñigo Jones.
Constatamos lo de los artistas callejeros pues la chica que veis en la 2ª foto estaba cantando ópera para todo el público allí congregado y eran sobre 12:00 del mediodía (claro, hora del lunch para ellos).

Convent Garden





Iglesia de San Paul en Convent Garden, frente al mercado




Continuamos nuestro paseo hacia San Paul Cathedral tomamos por la A4, en la cual primero nos encontramos con la Iglesia de San Clemente Danés. Me llamó la atención los cojines para arrodillarse colgados en el banco de delante, en mi tierra no hubieran durado ni un día, se los hubieran llevado.




Enfrente de la Iglesia, grandioso edificio de los juzgados se puede visitar, entramos pero había que pagar y pasar los bolsos por escáneres y decidimos dejarlo e irnos para la Catedral de San Paul.

Portada y reloj de los Juzgado o Real Tribunal de Justicia.





Temple Bar Memorial


Entre el núm. 16 y 18 de la calle Fleet, entramos en un soportal porque divisábamos un bonito edificio y unos bonitos patios entre bloques de pisos. El edificio no era ni más ni menos que la Iglesia del Temple, la famosa iglesia de los templarios que se menciona en el Libro y película del Código Da Vinci.

Lo cierto es que me habían comentado que no me la perdiera, pero no me había vuelto a acordar más de ella y al final también me he quedado sin verla porque estaba cerrada, claro que en ese momento no sabía que se trataba de tal iglesia, así que vimos los patios de los alrededores y continuamos nuestra visita.

Iglesia del Temple es una iglesia de finales del siglo XII situada entre Fleet Street y el río Támesis, construida por los caballeros templarios. Podéis pinchar en el enlace para más detalle





Patio entre los edificios del Barrio del Temple




Por fin llegamos a Catedral de San Pablo (St Paul´s Cathedral) con una altura de 110 metros, es la segunda catedral más grande del mundo, justo por detrás de la Basílica de San Pedro de Roma. De paso aprovecho para decir a aquellos que no lo sepan que la tercera, es la de mi ciudad, Sevilla.









La Catedral de San Pablo es un enorme templo con planta en forma de cruz que presenta una llamativa decoración, sobre todo en los bonitos techos decorados con pinturas al fresco. Allí fue donde se casaron Carlos de Inglaterra y Lady Di.
El precio de la entrada es de 18€ incluida la audio guía(obligatoriamente, no opcional), aunque la verdad es que es muy interesante, lo que ocurre es que nosotros no teníamos tanto tiempo para llevarnos allí una mañana entera escuchando la audiología completa y solo escuché algunos puntos que me llamaban la atención.

Lo que sí hicimos fue subir a la cúpula ( 257 escalones) y a los dos pisos superiores de la torre (376 escalones más), no es apto para personas con vértigo, movilidad reducida o que no estén muy preparados físicamente, porque la subida es muy pesada y en algunos tramos del final incluso un poco claustrofóbica por lo angosto de los recodos.

Para aquellos que logren la proeza, es una pasada, las vistas son fantásticas como podéis ver por las fotos de abajo. No se si las del Londen Eye son mejores o no pero pueden ser semejantes y estas van incluidas en el precio de la entrada, claro que aquella es más cómoda para las personas que se encuentren en el grupo que he mencionado antes.

Probablemente el mayor atractivo de la catedral sea su gran cúpula, compuesta por tres galerías circulares. Se llega a la primera de ellas, la Galería de los Susurros, situada a 30 metros de altura. Después se llega a la Galería de Piedra, que ofrece agradables vistas desde el exterior de la cúpula, aunque estas son superadas por las de la Galería Dorada, situada a 85 metros de altura.




Bonitas vistas del Tate Moder y el Puente del Milenium




El Puente del Milenio es un puente colgante, peatonal y fabricado con acero, que cruza el Támesis, uniendo la zona de Bankside con la City o lo que es lo mismo, San Paul Cathedral con el Tate Modern, por citar dos puntos de referencia interesantes para los turistas.

Aqui estoy yo y vistas de la placita Paternoster Square





Vistas varias de Londres, la city y el Puente de la Torre










Cuando bajamos de la torre visitamos la cripta que también es bastante grande pero por supuesto no tan bonita como la planta principal y que se encuentra en la planta inferior y nos marchamos.

Escultura junto a Paternoster Square



Serían aproximadamente las 13:30, y justo entonces se puso a lloviznar un poco, no mucho, pero el típico chirimiri londinense que te joroba y habíamos dejado el paraguas en el hotel, así continuó casi toda la tarde, ya no llovió ningún día más, porque ya echamos el paragua en las mochilas y no lo sacamos en todo el tiempo. Murphy no se puede equivocar.

Bueno pues como decía, era nuestra hora del lunch y nos compramos unos bocatas exquisitos y unas bebidas por la zona, que hay bastantes restaurantes y tiendas de comida rápida, nos los comimos bajo unos soportales y reanudamos nuestra marcha.

Cruzando el puente del Millennium para el Tate Modern vistas de la City y el Puente de la Torre





Llegamos a Tate Modern, es una de las Galerías de Arte más exitosas de toda Europa. Si no tienes tiempo para visitar los museos o no te gustan demasiado, como en Londres, la mayoría de ellos son gratis, no da ninguna pereza entrar para echar un vistazo aunque solo sea al edificio y a las dos o tres cosas más destacadas si no te lleva mucho tiempo encontrarlas.

A mi particularmente, sí me gustan los museos de arte moderno, disfruté mucho en el Stedelijk de Ámsterdam y en el Pompidou de París y este me hubiera encantado verlo durante más tiempo pero en un viaje de 3 días en una ciudad como Londres, es imposible pararte en todos los museos.

El Tate Modern antes que los arquitectos suizos lo convirtieran en sala de exposiciones, se trataba de la abandonada estación eléctrica de  Banckside. Abrió sus puertas en el año 2000.

Jardín junto a Tate Modern y vista general de este desde el Millennium





Echamos un vistazo al museo y nos marchamos

Vista de la enorme sala de las turbinas




Dos de las obras expuestas en el Tate Modern





Vista del Puente del Millennium y la Catedral de San Paul desde el Tate Modern




De allí nos fuimos caminando por la orilla del Támesis hasta el Tower Bridge, por el camino pasamos por el Shakespeare´s Globe Theatre, Pub “The Anchor”, Las ruinas de Winchester Palace, La Catedral de Southwark, Hay’s Galleria, y el City Hall (Ayuntamiento).

Shakespeare's Globe





Junto al Tate Modern, a orillas del Támesis, se encuentra el Shakespeare´s Globe Theatre que es una fiel reproducción del teatro construido en 1599, en el que Shakespeare interpretó sus obras de más renombre. Situado a menos de 200 metros del recinto original, el teatro se construyó a partir de diferentes fuentes de información que lograron crear un edificio prácticamente idéntico al original.

Hoy en día ofrece obras de teatro desde mayo hasta octubre. Además de las obras, el teatro se puede recorrer mediante visitas guiadas, pero sólo en inglés.

El Bonito Pub “The Anchor”




Las ruinas de Winchester Palace




El Palacio de Winchester fue uno de los edificios medievales más lujosos de la ciudad de Londres en el siglo XII. De todos sus edificios solamente se conserva el Gran Hall en la zona de Southwark. Lo que más destaca de las ruinas que se conservan es el gran rosetón, de estilo gótico perpendicular.

La Catedral de Southwark.





También conocida como Catedral e iglesia Colegiata de San Saviour y Santa María Overie, se trata de uno de los templos más antiguos de Londres, y es la iglesia madre de la Diócesis Anglicana de Southwark.

Otro edificio en la orilla del Támesis



Pasamos por Hay’s Galleria, que viene a ser como la galería del heno, gran estructura de acero con su gran escultura de David Kemp de 1987 “Los Navegantes”.

Se trata de un edificio de uso mixto, incluye oficinas, restaurantes, tiendas y viviendas. Originariamente fue un almacén del Muelle del heno. Fue reconstruido en 1980.

Allí aprovechamos para hacer un descansito y tomar un café. Un moca, dos capuchinos y un expreso simple, 8,85 Libras.

Hay’s Galleria



A nuestra izquierda, ya empezamos a divisar los modernos edificios de la city y la Torre de Londres y un poco más adelante el famoso “Tower Bridge” o Puente de la Torre, otro de los monumentos emblemáticos iconos de Londres como el Big Ben.

Edificios modernos en la otra orilla del Támesis y La Torre de Londres




Y a nuestra derecha el City Hall o Ayuntamiento, es otro edificio de los que tienen mucha fama pero para verlo de lejos, desde lo alto o incluso desde su interior, pero cuando estás tan cerca no se aprecia la belleza de la arquitectura. Se obtiene una buena visión desde el Tower Bridge.

Inaugurado en el año 2002, el peculiar edificio del City Hall posee una característica forma ovalada que le otorga una apariencia futurista.

Para la creación de los diseños se contó con la inspiración del arquitecto Norman Foster, artífice de otros curiosos diseños como el del edificio del Parlamento de Berlín.

Se puede entrar pero parece que no es muy recomendable ya que sólo se visita una parte ínfima y poco interesante del edificio.

En caso de que estéis interesados en verlo, la visita es de lunes a viernes y es gratuita.




Vista desde El puente de la Torre del Ayuntamiento y el rascacielos The Shard (el casco)



Pongo una foto del interior tomada de la wikipedia para ver su parecido con el Reichstag de Berlin



Por fin nos íbamos acercando hasta que llegamos al Tower Bridge (Puente de la Torre) Este llamativo puente levadizo, construido con estilo victoriano es uno de los símbolos más destacados de Londres y creo que también más fotografiado de Londres.

En 1910, las pasarelas elevadas del puente que eran peatonales, fueron cerradas al público, ya que la mayoría de la gente optaba por esperar a que el puente bajara de nuevo.

En 1982, las pasarelas fueron cubiertas y desde entonces forman parte de la exposición que ofrece el interior de Tower Bridge.

Lástima que estaba muy nublado y con un pequeño chirimiri, con lo bonitas que hubieran salido as fotos en un día soleado.

Tower Bridge














Vistas desde el puente

Una clara imagen de The Shard que es el rascacielos más alto de la Unión Europea con 310 metros de altura. Desde su inauguración en julio de 2012, su silueta ha determinado el skyline de Londres para siempre.

Seguramente que hay unas vistas fantásticas si el día está claro, cosa rara en Londres, pero ya sabes que tendrás que desembolsar la friolera de 30 libras esterlinas.


Al finalizar el puente volvimos por la otra orilla  para ver más de cerca la Torre de Londres (Tower of London) que es una enorme fortificación que ha funcionado a lo largo de su historia como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión, aunque la vista realmente bonita es la que podemos ver desde la otra orilla del río que os he puesto antes.

Las principales cosas que se pueden ver en La torre de Londres, previo pago de 21,95 libras, son Las Joyas de la Corona, La Torre Blanca, Los cuervos, Palacio Medieval, Capilla Real de San Pedro y Vincula.

Acababan de cerrar cuando llegamos, de todas formas no teníamos demasiado interés en verla, en esta visita concretamente tan limitada de tiempo, es más, yo la había visto ya en 1991 en mi primera visita a Londres.





Anécdota sobre los cuervos y Beefeaters


Dice la leyenda que si estas aves emprendieran el vuelo, la White Tower se derrumbaría e Inglaterra sufriría un gran desastre. Así que los alabarderos que guardan la torre, los llamados Beefeaters (los que comen carne), tienen la precaución de cortarles las alas. El nombre de Beeafeaters viene del s. XVII cuando estos recibían diariamente una ración de carne y cerveza, un lujo fuera del alcance de los pobres.

Aunque acababan de cerrar como he dicho antes, aún se encontraba por ahí merodeando un beefeater.



Continuamos caminando por esa orilla del Támesis hasta llegar al Monumento al Gran Incendio de Londres, más conocido como The Monument (El Monumento), fue construido entre 1671 y 1677 para recordar el Gran Incendio de Londres y celebrar la reconstrucción de la ciudad.

Es una gran columna dórica de piedra de 61 metros de altura coronada por una urna con forma de fuego, que representa el Gran Incendio de Londres de 1666. Los 61 metros de altura de la columna coinciden con la distancia a la que se encuentra del lugar en el que comenzó el incendio, la panadería Thomas Farynor.

Cuando llegamos ya era tarde y estaba cerrado para subir, pero aunque hubiera estado abierto, no creo que hubiéramos subido, ya que son 311 escalones a través de una angosta escalera de caracol y las vistas según tengo entendido no son demasiado espectaculares.

Ya tuvimos bastante hoy con la subida a la torre de la Catedral de Sna Paul. Lo que sí me decepcionó un poco fue el lugar donde está ubicado, en la intercesión de 4 estrechas calles con muy poca distancia para ver en perspectiva la cima de la columna y encima de obras justo al lado.

“The Monument”  y edificio de cristales muy cerca de este, en la City





Cogimos el metro para llegar de nuevo a a Trafalgar Square, esta vez para visitar la National Gallery aprovechando que era viernes y permanecía abierta hasta las 21:00 horas. El horario del resto de los días de la semana es de 10:00 a 18:00 horas.

Dos nuevas vistas de Trafalgar Square




Estatua de Gift Horse (Caballo de regalo)


En Trafalgar Square, hay 4 pedestales, 3 de los cuales están permanentemente ocupados por las estatuas del rey Jorge IV y dos generales . Y luego hay un cuarto pedestal que está vacío, y que desde hace unos años es ocupado -de manera temporal- por obras de arte contemporáneo, que van cambiando cada cierto tiempo.

La obra que está actualmente y se inauguró el pasado 5 de marzo, se titula ‘Gift Horse‘ y representa el esqueleto de un caballo, realizado en bronce, y con un ‘lazo’ en una de las patas delanteras (el lazo es en realidad una pantalla LED que muestra indicadores de la Bolsa de Londres).

Gift Horse‘ va a estar en Trafalgar Square durante 18 meses, así que hemos tenido la suerte de verlo en nuestra visita.



National Gallery

Es el museo de arte más importante de Londres y uno de los más conocidos a nivel mundial. La Galería Nacional de Londres expone obras pictóricas de procedencia europea, desde 1250 hasta 1900. La colección permanente está compuesta por más de 2.300 pinturas, entre las que destacan algunas obras de Rembrandt, Tiziano, Velázquez,Van Gogh y Miguel Angel. Sus obras son exclusivamente de pinturas.

No sería buena idea obviar su visita. Además de tratarse de uno de los mejores museos de Londres, la entrada es gratuita y aunque no podíamos dedicarle mucho tiempo, al menos no pasamos de largo los más “famosos”.




De allí nos dirigimos hacia Great Russell Street, donde se encuentra otro de los famosos e imperdibles museos de Londres, el Museo Británico (British Museum) de Londres es, además de uno de los museos más antiguos del mundo, una de las colecciones de antigüedades más grandes y famosas que existen.

En la actualidad el Museo Británico recibe más de 5 millones de visitantes anuales, lo que le convierte en el tercer museo más visitado del mundo, por detrás del Louvre de París y del Metropolitan Museum de Nueva York.

Como teníamos poco tiempo, ya era casi la hora del cierre, nos centramos en ver el Gran Atrio situado en el centro del museo, un enorme espacio con una cubierta de cristal en el que se encuentra la sala de lectura de la Biblioteca Británica y como no, la Piedra Rosetta (gracias a la cual se han podido traducir los jeroglíficos egipcios).










Al salir, nos fuimos a una de las calles que salen frente al museo, concretamente a Museum Street núm. 28, a cenar al Restaurante “Amarcord”, donde nos tomamos 4 menús compuestos de copa de vino, ensalada y pizza, todo por 48€.

Metro y al hotel a descansar.

Ir a Página Principal / Capítulo II

No hay comentarios: