2 jul. 2015

10 DÍAS VISITANDO MARAVILLAS DE NORUEGA Y COPENHAGUE. CAPÍTULO I - DÍA DE VIAJE Y STAVANGER

INTRODUCCIÓN

Por fin se hacía realidad el viaje que llevaba ansiándolo desde hace años.
Conocer Noruega y los principales fiordos.

Este viaje ha sido un circuito organizado con Panavisión, del programa "Maravillas de Noruega y Copenhague" que contraté a través de la agencia de Viajes Zafiro Tours de San Juan de Aznalfarache y que gracias a Jesús, su agente, que siempre me trata muy bien, me consiguió buenos precios.

No es nuestra forma ideal de viajar, los que ya me conocéis, sabéis que lo que nos gusta es alquilar un coche en el aeropuerto y movernos a nuestro aire, pero me habían comentado que este país era extremadamente caro y que nunca sabes por lo que te va a salir, además tiene malas carreteras que hay que combinar con ferrys y cruceros para ver los fiordos y todo ello conllevaba muchas horas de trabajo para coordinarlo todo.

Así que un poco por falta de tiempo y un poco por comodidad optamos por el circuito.

VUELOS Y HOTELES

Fecha: Del 22 /06 al 01/07/2015
Vuelos con Vueling
  • Ida 22/06:   Sevilla-Barcelona a las 09:10 / Barcelona-Stavanger a las 12:15
  • Intermedio: 29/06: Oslo-Copenhague a las 13:30
  • Regreso 01/07: Copenhague-Barcelona  a las 17:15/ Barcelona-Sevilla a las 22:20
Hoteles:
DESCRIPCIÓN

DÍA 1º Lunes 22/06/2015

Vuelos sin problemas el de Sevilla a Barcelona con un poquito de retraso pero el de Barcelona a Stavanger llegó con un poquito de adelanto.

Nos estaba esperando allí el chófer de Panavisión para llevarnos al hotel, un chico amable y simpático que hablaba español (la guía la tendríamos a la mañana siguiente).

El hotel estaba muy cerca del aeropuerto, a 13 kms. (13'), era muy bonito, una torre alta de forma ovalada toda de cristales, pero las habitaciones son muy pequeñas. Tiene un ascensor panorámico y por lo visto es la torre más alta de toda Noruega. Dejamos las maletas, pasamos por recepción, cogimos un plano y nos dirigimos al centro.

Hotel Scandic Forum


Es el único inconveniente que le veo al hotel que está un poco retirado del centro casi a 3 kilómetros y sobre todo que para ir caminando es un poco complicado porque aunque es todo recto pero hay zonas en obras que hay que desviarse.



Stavanger es la cuarta capital del país con 120.000 habitantes y la ciudad noruega del petróleo.

Pasamos por el sendero de un parque (Mosvannsparken) donde se quedaba un lago a la derecha y se ven cosas curiosas como el árbol de los chupetes, unas columnas para reparar bicicletas y para llenarla de aire que me llamaron mucho la atención ya que ahora somos ciclistas y esas cosas nos vendrían fantásticas que las hubiera en Sevilla. 

Curiosidades del parque: Chupetes de bebes colgados en los troncos de los árboles y herramientas necesarias para arreglar pinchazos de ruedas de bicicletas.




Llegamos por fin al centro lo primero que nos encontramos fue el lago Breiavatnet con una bonita vista con la fuente y las casitas del fondo.

Lago Breiavanet. Stavanger

A la vuelta nos topamos con la Catedral de San Swithun , en principio parecía un edificio pequeño por la fachada que da al puerto, aunque posteriormente pudimos comprobar que es un edificio bastante grande y mucho más bonita su parte trasera, aunque no hemos podido conseguir visitarla por dentro porque varias veces que hemos pasado por allí siempre estaba cerrada.


Catedral de Stavanger









Después dimos un paseo por el puerto y a continuación, antes de andar a tontas y a locas, nos pasamos por la oficina de turismo, que se encuentra junto a la Catedral, y nos atendió una chica de Eslovaquia que había estudiado de Erasmus en Granada y hablaba perfectamente español. Más tarde y para nuestra grata sorpresa, nos daríamos cuenta que era la primera persona de las muchas que nos encontraríamos que hablaban nuestro idioma, ya fueran españoles o bien noruegos que habían estudiado español.Esta chica nos dio las indicaciones oportunas para ver lo más importante de la ciudad.


Diversas imágenes del puerto y sus casitas típicas














Las huellas de los Premios Nobel de la Paz que estaban repartidas por toda la plaza del Puerto





La chica de la oficina de turismo, nos indicó que los principales lugares o monumentos que no debíamos perdernos eran:
  • La Catedral
  • La Torre Valberg
  • Las calles comerciales
  • La calle Ovre Holmegate
  • El Puerto
  • Museo del Petróleo 
  • Barrio Gamle

Como la Catedral ya la habíamos fotografiado por fuera y estaba cerrada, nos dirigimos a las Torre  Valberg, que se trata de  un puesto de vigilancia, que se utilizaba para la prevención de incendios. Hoy es una galería de arte privada. En esta ocasión sólo la vimos desde abajo, al día siguiente llegaríamos a su base en la plaza con cañones desde donde hay una bonita vista del puerto. 


Torre Valberg y más vistas del puerto





Llegamos a la bonita y colorida calle, Ovre Holmegate, llena de bares y tiendas, aunque no parecía muy ambientada, no se si por la hora, por ser un día de diario, por no hacer suficiente calor o bien porque simplemente siempre está así. 



Era la primera impresión que me llevaba de "una Noruega" bastante más despoblada que otras ciudades europeas y no estamos acostumbrados. En los días siguientes comprobamos que las ciudades o por lo menos el centro y casco histórico,  a partir de las 6 de la tarde, en cuanto cierran los comercios se quedan prácticamente solas.

Podéis pinchar aquí, donde dan todas las explicaciones sobre la historia y el colorido de esta calle

En un bar de esta calle nos sentamos un rato a contemplar lo alegre de sus fachadas, hacer un descansito y tomarnos una cerveza, 15,80€ dos cervezas.

Aunque ya sabíamos de oídas lo caro de este país, fue la primera cerveza que pagamos a precio de oro de las muchas que nos tomaríamos en nuestro circuito, aunque no tantas como nos hubiera gustado, pues a ese precio había que moderarse. 

Calle Ovre Holmegate







Al finalizar esta calle llegamos de frente al otro lado del puerto desde donde vemos el Puente de la ciudad y el Geoparken. Este peculiar lugar de recreo está formado por antiguos enseres dedicados a las extracción del petróleo y que ahora componen un singular parque infantil donde los críos juegan entre antiguas boyas, antenas parabólicas o plataformas petrolíferas pintadas con grafitis.

Geoparken






Puente de la Ciudad de Stavanger

A continuación bordeando el puerto, llegamos al Museo del Petroleo, aunque no entramos, sólo lo vimos por fuera.

Museo del Petróleo





Paseamos por las calles comerciales y la Iglesia de San Petri en calle Klubbgaten, 6 y nos dirigimos al antiguo Barrio de Gamle
Iglesia de San Petri
Aquí tenemos una oficina del Banco de Santander que está en todas partes pero curiosamente en esta ciudad no utilizan los colores ni anagramas corporativos para no romper con el entorno.




Y por fin llegamos al Barrio Gamle, pasear por sus empedradas calles y disfrutar con el contraste de sus blancas fachadas con el verde de los bien cuidados jardines, fue una gozada. 
A la mañana siguiente volveríamos con la guía donde nos daría más explicaciones. Aunque aquí hay más fotos, en el capítulo siguiente cuento un poco más de la historia de este barrio.

Barrio Gamle



















Última fotito en el puerto y ya cansados, porque como era el primer día de viaje habíamos madrugado mucho, decidimos irnos para el Hotel, habiendo comprado previamente en un supermercado un par de cervezas para tomárnoslas en la cena con nuestros víveres de reserva (el precio de estas dos cervezas en un supermercado Coop Prix fueron al cambio 5,61€)




Pensamos coger el autobús para el hotel pero no sabíamos ni el número ni la parada exacta, así que al final cuando ya habíamos decidido casi volver andando encontramos un autobús en una parada que afortunadamente nos llevó hasta el hotel (64 coronas los dos tickets).



Ir a Página Principal
Ir a Capítulo II






2 comentarios:

Anónimo dijo...

Podría indicarme dónde podría ver los días de Copenhague? Gracias!

CARMEN RODRÍGUEZ dijo...

Hola "Anónimo".

Siento que decirte que cuando volví del viaje no tuve tiempo de confeccionar todas las entradas, sólo el primer capítulo y como verás por el índice, el de Copenhague es el último.

En mi mente está, cuando tenga tiempo intentar completarlas, claro que ya una vez transcurrido tanto tiempo sería con menos detalle.

No obstante si me das un correo electrónico o te pones en contacto conmigo estaré encantada de ayudarte en la medida de lo posible si tienes alguna duda o facilitarte alguna información adicional con la documentación y notas que tengo guardadas de alquel viaje.

Saludos,