24 jul. 2016

9 DÍAS EN POLONIA. CAPÍTULO IV – CRACOVIA-AUSCHWITCH-BIRKENAU-WROCLAW (BRESLAVIA)

 

Ir a:

Página Principal   /   Capítulo III/ Capítulo V


DÍA 4º) – VIERNES 15/07/2016

Hoy tras el desayuno y hacer el check out en el hotel, nos fuimos para el parking a recoger el coche después de pagar otros 30 zl por un día.

Insisto que con dos GPS's que tenemos, uno lo tenemos averiado y el otro no actualizaba el mapa de Polonia con lo cual nos estamos apañando con algún que otro mapita para el teléfono que, evidentemente no es lo mejor para la carretera, pero bueno....
esto nos ha causado alguna que otra equivocación y nos hizo retrasar un poquito de tiempo y llegamos bastante justos a Auschwitz.

Que por cierto, en septiembre del 39 cuando los alemanes ocuparan esta zona, cambiaron el nombre de Oswiecim por el de Auschwitz –Birkenau y ese nombre es que tiene actualmente y el que veréis en todos los carteles de carretera para seguir la dirección.

Una vez en Auschwitz aparcamos, cobraron, 13 zl por día, ojo! que  hay que ir soltando dinero continuamente,  además de la entrada cuyo precio con guía en idioma extranjero es de 45 zl, el parking que ya he dicho el precio anteriormente, en consigna por guardar la mochila 3 zl por pieza,  los baños a 1,50  zl por persona, etc.

Menos mal que llevábamos nuestra entrada comprada por Internet previamente para el tour en español, que era a las 10:30 porque entre lo justos que llegamos de tiempo y las colas que había en todas partes, información, taquillas, escáneres…

Si alguien quiere hacer el tour por libre (que yo no lo veo aconsejable) puesto que es mucho más interesante que te lo expliquen todo, puede hacerlo,  pero tiene que entrar antes de las 10 ó hacerlo a partir de las 15 horas, es decir entre 10 y 15 están reservados para los tours organizados en diferentes idiomas.

Las colas eran tremendas por todas partes, como he dicho, anduvimos preguntando a ver dónde nos teníamos que incorporar al Tour en español que era a las 10:30. Por fin una de las azafatas nos dijo que nos metiéramos saltándonos la cola, directamente a los escáneres de seguridad, previamente dejando la mochila en consigna.

Enseguida encontramos a Agatha, nuestra guía, sólo nos perdimos el pequeño documental de 15 minutos que daban al principio del Museo y era anterior a la hora de la cita.

Las autoridades alemanas decidieron crear un campo de concentración para trasladar a los presos de la cárcel de Silesia que ya no podían acoger más gente.

El lugar elegido fue un paraje bien comunicado, el ferrocarril pasaba por allí mismo y unas instalaciones que habían pertenecido al ejército polaco.

El campo fue creado en 1940 y se nombró comandante a Rudolf Hoss. En esa primera fase contaba con catorce barracones de una planta y seis de dos, que en los dos años siguientes y con el trabajo de los prisioneros serían ampliados todos a dos plantas y se construirían ocho más.

Al quedarse pequeño en 1941 se creó un nuevo campo en el vecino pueblo de Birkenau, KL Auschwitz II y seguidamente otro en Monowice, kl Auchwitz III.

Cuando todo estaba perdido para los alemanes ya al final de la guerra, quemaron todas las instalaciones con el fin de no dejar rastro de lo que había.  No obstante se han podido reconstruir con el material hallado todos los barracones y algunas de las instalaciones.

La entrada se efectúa bajo un arco metálico donde figura “Arbeit macht frei [el trabajo os hará libres (????)], a la derecha la alambrada electrificada.

Puerta de entrada

Auschwitz, entradaDSC_0235

De los 28 barracones existentes algunos han sido convertidos en museo, donde se exponen desde objetos recuperados que pertenecieron a los presos (una sala con maletas, otra con zapatos, otra con monturas de gafas y objetos diversos…), a fotografías de los presos, reconstrucción de los barracones con sus colchonetas o suelos cubiertos de paja…

Alambrada electrificada y calle donde se encuentran los pabellones

DSC_023620160715_104442

Una de las pocas cosas originales que se encuentran en los barracones es el suelo, al lado fotografía de un tarro con cenizas y la tercera foto la puerta de entrada a la sala de exterminio.

20160715_104927DSC_0238DSC_0237

Diversos carteles que nos podemos encontrar a lo largo de la visita por los distintos barracones. En algunos podemos leer:

  1. El número de personas que fueron masacradas, Sobre 1.500.000, que corresponden en gran mayoría a judíos (1.100.000), seguidos de polacos (150.000), gitanos (23.000), prisioneros de guerra soviéticos (15.000) y 25.000 prisioneros de otros grupos étnicos.
  2. Debemos liberar la nación alemana de polacos, rusos, judíos y gitanos.

20160715_10504320160715_105258

  1. Aquellos quienes no recuerden el pasado están condenados a repetirlo.
  2. Los judíos son una raza que den ser totalmente exterminada

20160715_10485520160715_105307

Muchas fotografías con imágenes escalofriantes.

DSC_023920160715_11005820160715_11015620160715_11041920160715_11053020160715_11102020160715_11111420160715_111123

Envases que contenían Zyklon B, un pesticida usado para matar a las víctimas en las cámaras de gas

20160715_111251DSC_0241

DSC_0242DSC_0240

“En este barracón están algunas de las pertenencias saqueadas a las víctimas de kl Auschwitz por las SS, encontradas después de la liberación del campo”

20160715_112045

Gafas y artículos ortopédicos

DSC_0243DSC_0244

Vasijas y memaje de cocina en general

20160715_112341DSC_024520160715_112352

Zapatos

20160715_112637DSC_0246DSC_0247

Brochas de afeitar y cepillos del pelo

20160715_112841DSC_0248DSC_0249

La sala donde se encontraba el pelo cortado a los prisioneros así como los artículos de tela confeccionados con estos cabellos eran aún más escalofriantes pero aquí no permitían hacer fotografías.

20160715_112724DSC_025020160715_121037

20160715_113420DSC_025120160715_114324

DSC_025220160715_114750DSC_0254DSC_0255

DSC_0256DSC_025320160715_120955

Entre los barracones diez y once hay una pared donde se llevaban a cabo las ejecuciones

DSC_0257DSC_0258

20160715_121334DSC_0259

DSC_0262DSC_0260

DSC_026120160715_121923

Otra de las imágenes que impresionan, la garita donde estaba el guardia haciendo el recuento de cada uno de los presos cuando llegaban del trabajo y tenían que estar todos. La segunda foto es una horca.

DSC_0263DSC_0264

20160715_122144DSC_0266DSC_0267DSC_0265

DSC_0268DSC_0269

Fuera del recinto están las cámaras de gas y los hornos crematorios, que fueron reconstruidos posteriormente con los restos originales hallados.

20160715_122559DSC_0271

20160715_122823DSC_0272DSC_0273

DSC_0274DSC_0275

DSC_0276DSC_0277

Al acabar el tour, nos dan unos 15 minutos de descanso para ir al baño o comprar alguna cosa y tomamos el autobús que pasa cada diez minutos y nos lleva a Birkenau.

BIRKENAU

Llegamos enseguida porque está muy cerca, aproximadamente a unos 3 kms.,  este es gratis y aquí no te dan auriculares porque no están los grupos tan juntos, es enorme,  muy, muy grande hay varios campos de concentración juntos en uno, separados por vallas pero a  todos no nos acompaña la guía, la visita  que dura alrededor de una hora, sin embargo , aún así uno puede quedarse el tiempo que quiera para seguir viendo más aunque es aproximadamente más de lo mismo y coger el autobús por tu cuenta que te lleve Auschwitz.

Al quedarse pequeño el primer campo, se creó otro a unos 3 kms. en el pueblo de Brzezinka.

Este campo ocupaba una superficie de 175 has. y contaba con trescientos barracones, casi todos de madera.

Si las condiciones de Auschwitz I eran duras aquí eran peores ya que los barracones habían sido construidos sin cimientos, siendo la propia tierra apisonada el propio suelo, que con la lluvia se convertía en un barrizal, no había agua corriente y las condiciones higiénicas eran lamentables.

En este campo se llevaron a cabo los mayores exterminios masivos, ya que aquí construyeron dos cámaras de gas más cuatro crematorios.

Hay que andar bastante dentro del campo, es muy interesante todas las explicaciones que nos dio Ágata, lo que pudimos ver allí desde el tren que transportaba a los presos,  los barracones,  la cocina, las letrinas y lavabos, las ruinas del horno crematorio, etc

DSC_0278

DSC_0279

DSC_0280DSC_028320160715_125928

DSC_0284DSC_0286

DSC_0285DSC_0287

20160715_131005DSC_0288

El monumento que se hizo a posteriori de terminar la guerra como memorial con placas en diferentes idiomas de los judíos ejecutados, entre ellos una placa en ladino por los sefarditas de origen español.

20160715_13222220160715_132228

DSC_0289DSC_0290

Un grupo de judíos haciendo el tour, no sé si turistas o descendientes de los exterminados allí.

20160715_13234320160715_133003

Restos o ruinas de lo que fuera la cámara de gas

20160715_13270320160715_132757

DSC_0292DSC_0294

Barracones y distintos campos separados por vallas

DSC_0295DSC_0293

20160715_133858DSC_0296DSC_0297

Letrinas y lavaderos comunitarios

20160715_13481820160715_135017

DSC_0298

DSC_030020160715_140111

Cubículos o literas donde dormían varias personas juntas

20160715_13584520160715_135906DSC_0301DSC_0302DSC_0303DSC_0304

Tomamos de nuevo el autobús que nos regresó a Auschwitch, recogimos el coche y emprendimos ruta hacia a Breslavia (Wroclaw)

Fueron aprox 228 kms, en 02:25 horas, algunos de ellos por autopista de pago.

image

BRESLAVIA (WROCLAW)

Entrando en la ciudad divisamos esta torre cuya foto pongo aquí (a la izquierda) para aquellos que sean de mi ciudad y vean la similitud con nuestra torre Pelli que tanta polémica ha creado (foto de la derecha)

20160715_185342   image

Llegamos al hotel, Best Western Hotel Prima que aunque estaba en un sitio bastante céntrico nos costó un poco de trabajo localizar, tuvimos suerte y encontramos aparcamiento justo en la misma puerta, aunque era regulado (zona azul), al ser más de las 18:00 horas no teníamos que pagar y así nos ahorrábamos el pago del parking del hotel que suelen ser bastante caros.

Después de hacer el chek-in nos fuimos directamente caminando para la plaza Rynek, que estábamos muy cerquita, a unos 250 mts.

La Plaza Rynek es el corazón de la ciudad. Su extensión es de 3,7 Ha. de superficie.  La parte central está ocupada por el Ayuntamiento Viejo (Ratusz), el Ayuntamiento nuevo y la Lonja de los Tejidos.

Como estaba un poco lloviznando aprovechamos para sentarnos en una de sus terrazas y contemplar la impresionante plaza con sus bonitas fachadas.

Después de tomarnos nuestras cervezas dimos nuestra primera vuelta para fotografiar sus edificios justo antes de que anocheciera y justo después para tomarlos en la hora azul.

Nos quedamos boquiabiertos, si la Rynek de Cracovia era bonita, esta…. no sabría decir cual me gusta más, eso sí, los coche de caballo de Cracovia no tienen parangón con estos.

Distintas vistas de la Plaza Rynek, con sus hermosas fachadas, Ayuntamiento y Lonja de los Paños

 20160715_20571120160715_211248

20160715_21133820160715_211451

20160715_21150720160715_211553

20160715_21162320160715_211713

20160715_21173520160715_211647

20160715_21184220160715_212020

20160715_21204320160715_21191320160715_212607

20160715_21212820160715_212410

Cuando anocheció era muy bonito pasear por la Plaza de la Sal (Plac Solny), junto a la Rynek,  por el colorido de las flores en los diferentes puestos iluminados. A la mañana siguiente volveríamos de nuevo.

Puestos de flores en la Plac Solny

20160715_21230820160715_212326

20160715_212351

Fuente en la Rynek

20160715_21265120160715_212730

20160715_212803

Casas Jaś i Małgosia (Hansel y Gretel) e Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw Elzbiety)

20160715_21300020160715_213139

Ya de aqui nos fuimos a cenar a un restaurante muy cerquita de la plaza que nos recomendaron los españoles que coincidimos en la cola de las Minas de Sal

Restaurante Kurna Chata en Odrzańska 17, 50-113 Wrocław

20160715_214352 20160715_214418

Yo no tuve mucha suerte en mi elección ya que opté por tomar algo típico como es la sopa Barszcz, de remolacha con zumo de limón o vinagre  con un par de empanadillas o raviolis dentro, que no me gustó mucho y de segundo un plato de salmón acompañado de verduras, tal como veis en la foto, que tampoco estaba nada bueno para mi gusto ya que el sabor del salmón era muy insípido y no tiene nada que ver con el que comemos en nuestra zona y por supuesto ya ni que decir tiene con el de Escandinavia a pesar de estar tan cerca de esas tierras.

20160715_22034420160715_221552

Ir a:

Página Principal   /   Capítulo III/ Capítulo V

No hay comentarios: