25 jul. 2016

9 DÍAS EN POLONIA. CAPÍTULO V – WROCLAW-POZNAN

 

Ir a:

Página Principal / Capítulo IV / Capítulo VI

DÍA 5º) – SÁBADO 16/07/2016

BRESLAVIA (WROCLAW)

En esta ciudad pasaríamos sólo una noche por lo que tras el desayuno, dejamos las maletas en recepción.

Allí nos habían dicho que si dejábamos el coche en la puerta del hotel, donde lo habíamos aparcado el día anterior en zona azul, aunque era sábado, teníamos que pagar de 9:00 a 14:00 horas.

Tontos de nosotros que no leímos bien las instrucciones de la maquinita que aunque estaban en polaco también venían en inglés y nos pusimos a echar monedas para unas tres o cuatro horas de las visitas.

Cuando nos dimos cuenta  teníamos pagado hasta el lunes a mediodía porque el fin de semana completo era libre, menos mal que no era muy caro,  bueno es una pequeña anécdota para que sepáis que sí estáis en Wroclaw un sábado o un domingo y encontráis un aparcamiento en zona azul no tenéis que pagar.

Pues empezamos a visitar la ciudad, nos dirigimos primero al sitio un poco más lejos para terminar en lo más cerca.

Fuimos caminando hacia la Isla Arena (Ostrow Piasek), que es la primera de varias islas que nos encontramos en el río Oder y es la que sirve de paso hacia el barrio de la Catedral. En esta isla se encuentran tres iglesias.

Sí, llama la atención que en espacios tan pequeños haya congregadas tantas iglesias. No es de extrañar cuando se sabe que fue el barrio que dio origen a la ciudad y que durante mucho tiempo fue la sede de las autoridades religiosas.

Cruzamos el bonito puente rojo Piaskowy y justo al terminar a su derecha sale un caminito pegado al río, bordeando la isla y dejando a un lado a la izquierda, la impresionante iglesia de Ntra. Sra. de la Arena, que veríamos al final.

Puente Piaskowy

20160716_095427

20160716_091916

Vistas de la Catedral y la Iglesia de la Santa Cruz y San Bartolomé (Kościół Świętego Krzyża) desde el puente Piaskowy

DSC_0305

DSC_0306

DSC_0307

DSC_0308

Al terminar el caminito desembocamos en otro bonito puente de hierro, esta vez era azul y estaba lleno,  como la mayoría de puentes de Europa, con candados de los enamorados que se pusieron de moda hace unos años. Se trata del Puente Tumski.

20160716_092626DSC_0309

20160716_09233820160716_092451

DSC_031020160716_092640

DSC_0312

Después de cruzar el puente, en la Plac Koscienly nos encontramos a la izquierda con la Iglesia de la Santa Cruz y San Bartolomé (Kościół Świętego Krzyża) y el monumento que hay justo delante  que es una estatua barroca dedicada a San Juan Nepomuceno.

La iglesia tiene dos plantas, por un gran escalinata se accede a su parte superior que es la única que se encuentra abierta  aunque nosotros en esta iglesia no entramos. 

Iglesia de la Santa Cruz y San Bartolomé (Kościół Świętego Krzyża) y monumento a San Juan Nepomuceno.

20160716_09300020160716_093018DSC_0313

Un poquito más adelante, siguiendo la misma calle, llegamos a la plaza de la Catedral (Plac Katedralny), donde se encuentra la Catedral de San Juan Bautista (Katedra SwJana Chrzciciela). Durante la II Guerra Mundial quedó prácticamente destruida, de ahí que muchas de las obras  antiguas que ahora alberga procedan de otras construcciones.

Catedral de San Juan Bautista (Katedra SwJana Chrzciciela)

DSC_0315DSC_0316

20160716_093251DSC_0317

20160716_093443DSC_0318DSC_0319

20160716_09384320160716_093857

20160716_09394320160716_09400320160716_094018

Ya de regreso a la Isla Arena en la ulica Sw Jadwigi, entramos en la Iglesia que da nombre a la isla, Ntra. Sra. de la Arena. Esta iglesia me sorprendió por su esbeltez y su romántica decoración por el contraste del rosa con el blanco. Su modernidad se debe a la reconstrucción después de la Guerra, ya que la original que databa de 1334, fue destruida casi totalmente.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Arena (Kościół Najświętszej Maryi Panny na Piasku)

DSC_032020160716_09492320160716_095015

DSC_0321 DSC_0322 20160716_095105

DSC_032320160716_095052

Los seguidores de este blog ya conocéis mi afición a fotografiar rejas y mi marido puertas antiguas y llamadores originales. Aquí dos ejemplos más.

DSC_032420160716_094944

Al otro lado del río, el Instituto de Filología Polaca de la Universidad.

DSC_0325

DSC_0326

Bonita imagen (que me recuerda a París) de dos islas de las muchas que se encuentran interconectadas en el río Oder

DSC_0327

Saliendo de nuevo por el Puente Piaskowy nada más cruzar la calle, a la izquierda haciendo esquina con la calle Piaskowa, te encuentras con un bonito edificio que nos sabemos que es y la curiosidad nos pica y resulta ser Hala Targowa, el mercado, ¡con lo que a mi me gusta visitar un mercado! aprovechamos para verlo.

Hala Targowa (el mercado)

DSC_032820160716_100017

Continuamos por la Calle Piaskowa, pasamos por la plac Nowy Targ que es una explanada que no tiene nada de interés, a la izquierda se nos quedó la Iglesia de St. Wojciech  y llegando a la plaza Dominikański, donde está el Centro de negocios del mismo nombre, tomamos a la derecha hacia la bonita Calle comercial peatonal Olawska.

Un inciso: Muy cerquita de aquí se encuentra “Panorama Reclawicka” en ulica Purkyniego, 11. Lástima que no lo supiera en ese momento pues antes de marcharnos lo leí en la guía y cuando luego intentamos ir con el coche estaba un poco complicado el aparcamiento por la zona y al final decidimos marcharnos. Me hubiera gustado verlo pero…otra vez será.

Se trata de un edificio de los años 70, una rotonda donde se expone una pintura de Wojciech Kossak y Jan Styka que describe la batalla de Raclkawiceque tuvo lugar entre los ejércitos polacos y ruso.

La pintura tiene unas dimensiones de 15 mts. de altura por 120 mts. de longitud, donde se ofrece una panorámica completa de la batalla. Los pases en temporada alta, tienen lugar cada media hora. Dicen que es un lugar por donde pasan todos los turistas que visitan Wroclaw.

Iglesia de St. Wojciech  y Centro de Negocios Dominikański

20160716_10103820160716_101235

Calle comercial peatonal Olawska

DSC_0329DSC_0330

Fue en esta calle donde nos encontramos el primer duendecillo de los muchos que hay repartidos por toda la ciudad y de los cuales hablaré a continuación.

DSC_0331

Los Gnomos

La figura del enano o krasnale es una de las tradiciones de Breslavia y a su vez un gran atractivo para los turistas. Hay más de 200 figuras de metal repartidas por la ciudad

Los pequeños duendes de bronce se han convertido en el emblema de Breslavia.

Nacieron como símbolo del movimiento contestatario Alternativa Naranja en los años 80 contra la proclamación de la ley marcial en Polonia y la dictadura comunista. Cientos de ciudadanos se manifestaban paseando su muda reclamación de democracia, vestidos con ropa de color naranja. Wroclaw, en recuerdo y homenaje a aquel movimiento que tenía por símbolo un duende, ha salpicado su geografía con esos minúsculos monumentos.

Hay que andarse con ojo para no tropezar con ellos, existe una ruta diseñada para poder encontrarlos y si no quieres perderte ninguno, lo que hay que hacer es comprarse el mapa de los gnomos, que te indica la situación exacta de todos enumerándolos.

Un ejercicio romántico y divertido para recorrer el pequeño centro histórico de la ciudad, que me hubiera encantado hacer de haber permanecido más tiempo allí, porque son unas figuritas  muy divertidas con un gran sentido del humor y cada uno de ellos adaptados al lugar donde se encuentran, por ejemplo el que está sacando dinero de un cajero automático  en la puerta de un banco, el que está en la puerta de un restaurante boca arriba encima del plato con la panza gorda y reluciente o los que están en puertas de hoteles acostado en una cama en plan de descanso o con la maleta en la mano, etc.

La leyenda dice que si ves más de 7 tendrás buena suerte. ¡Así que nosotros deberemos tener buena suerte porque vimos más de 7!

20160716_10165420160716_102427

20160716_10252620160716_10384620160716_104004

20160716_11172120160716_112446

20160716_11303920160716_113055

20160716_102545DSC_0333

20160716_11562020160716_12231020160716_121139

20160716_114857DSC_035520160716_114836

20160716_112427DSC_0354

20160716_11553720160716_11581220160716_122159

20160716_12260620160716_113946

Continuando por la mencionada calle hasta el final llegas a la Rynek y te topas de frente con su monumental edificio del Ayuntamiento, pero evitamos entrar en ella, rodeándola para dejarla para el final.

Edificio del ayuntamiento en la Rynek

DSC_0332

Tomamos a la izquierda, por otra calle en principio peatonal (ulica Świdnicka), que nos llevó hasta el parque, pasamos por esta simpática escultura, el edificio de la Ópera y la Iglesia Parroquial Católica Corpus Christi.

DSC_0334DSC_0335

Edificio de la Ópera de Wroclaw

20160716_110213

Iglesia Parroquial Católica “Corpus Cristi”

20160716_104239 20160716_110401

20160716_11032020160716_11042020160716_110502

20160716_104359

En nuestro paseo vimos los siguientes edificios:

El Tribunal del Distrito y la Biblioteca de la Universidad

 20160716_111532DSC_0337DSC_0340

Y llegamos a la Plaza de la Sal (Plac Solny). Está en una esquina de la Rynek, es una plaza de aspecto moderno y en ella se encuentra el edificio de la Antigua Bolsa (Stare Gieldy). Actualmente en esta plaza hay un mercado de flores pero está mucho más bonito de noche por la iluminación, ya puse las fotos en el capítulo anterior.

Plaza de la Sal (Plac Solny)

20160716_112227

DSC_0341

Curioso recuerdo que ha quedado de las cabinas de teléfono en la Plac .

DSC_0342 DSC_0343

El Rynek o Plaza del Mercado es el centro de la ciudad medieval.

Las casas que rodean al recinto han sido restauradas después de la Guerra en diferentes estilos: barroco, renacentista, etc. El centro de la plaza está ocupado por una manzana de edificios entre los que destaca por su arquitectura gótica y dimensiones el edificio del Ayuntamiento. Entre otros está el Ayuntamiento nuevo y la Casa de los Paños

Ayuntamiento en Plaza Ryek

DSC_0344DSC_0346

DSC_0345

Distintas vistas de los edificios que conforman la plaza Rynek

DSC_0348

DSC_0350

DSC_0347DSC_034920160716_114733

DSC_0357

La otra cara del Ayuntamiento

20160716_11512720160716_115912

DSC_035920160716_115213

Detalles de la Rynek, arco que da acceso a una calle que cruza al otro lado de la plaza, al inicio de este arco el mural de abajo, que es bastante habitual ver en esta ciudad grafitis o pinturas urbanas de grandes dimensiones.

DSC_0360DSC_0352DSC_0361

20160716_11531020160716_113909

Y junto a la Rynek, camino de la iglesia Santa Isabel, nos encontramos a las casas de Hansel y Gretel.

Curiosidad: Casas Jaś i Małgosia (Hansel y Gretel) son dos casas conectadas por una puerta que forman la entrada en arco al ex cementerio de la iglesia de Santa Isabel. En algún momento las dos casas recibieron los nombres del cuento Hänsel y Gretel (en polaco "jas i Małgosia"). La casa más pequeña de la época del Renacimiento se llama Hänsel, la más alta es del Barroco y se llama Gretel.

Casas de Hansel y Gretel (Jaś i Małgosia )

20160716_113749DSC_0351

La Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw.Elzbiety), se encuentra en otra esquina del Rynek, construida entre los siglos XIV y XV hasta la II Guerra Mundial fue una iglesia Protestante y destaca la torre del campanario que mide 80 metros y desde la cual se contempla una vista de la ciudad y los alrededores. La subida a la torre cuesta 5 PLN, aunque nosotros no subimos.

Tras un incendio en 1976, que destruyó entre otras cosas el antiguo órgano. Reconstruida seguidamente, su aspecto interior es totalmente moderno.

Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw.Elzbiety)

DSC_0353DSC_0362

20160716_12132420160716_121624

20160716_12133820160716_121706

20160716_121421

DSC_036420160716_121453DSC_0365

20160716_12160220160716_12173420160716_12191620160716_121936

El Pasaje (Stare Jatki)

Se encuentra entre las calles Kielbásnica y Odrzanska, muy cerca de la Iglesia de Santa Isabel. Este pasaje de origen medieval fue totalmente reformado entre los s. XVII y XVIII cuando acogía las carnicerías locales.

Restaurado en los últimos años se ha convertido en un animado punto de encuentro, ya que los locales han sido adaptados para alojar restaurantes, tiendas de artesanía y galerías.

En un extremo del pasaje se encuentra un grupo de esculturas de bronce de varios animales de granja (conejo, oca, pato, cerdo, gallina, cabra y gallo), que son un homenaje a los animales sacrificados para alimento del hombre

20160716_12241320160716_122532

DSC_0366

DSC_036720160716_122443DSC_0371

DSC_037020160716_123013

Después de ver el pasaje que estaba junto a nuestro hotel, cogimos las maletas, el coche y nos pusimos en carretera. Antes como ya expliqué al principio de este capítulo, intentamos ver el Panorama Raclawicka, pero como era imposible aparcar, desistimos.

Al igual que en Cracovia y el resto de las ciudades que visitaremos en los siguientes días, nos quedaron muchas cosas por ver pero en un día era imposible verlo todo.

Esto ha sido un primer contacto para hacernos una idea de cómo es el pais. Y todo me ha encantado hasta ahora y me he quedado con muchas ganas de permanecer más tiempo, lo cual significa que queda mucho material para una posible segunda visita.

Para llegar a Poznan, no recuerdo exactamente qué carretera tomamos de las tres posibilidades (ya he explicado en capítulos anteriores el problema con nuestro GPS), según Google y en el mejor de los casos son aproximadamente unos 173 kms., algo más de 2,5 horas de viaje.

image

POZNAN

Llegamos poco más de las 17:30, directos al Hotel Don Prestige (ver link en capítulo I). Nos dieron una inmensa  y alta habitación con vistas a una explanada. El hotel estaba muy bien y el chico de recepción muy guapo y simpático. Nos dio un plano con indicaciones de lo más importante y salimos a patear la ciudad.

La ciudad se compone principalmente de tres partes para las visitas turísticas:

  • La Stary Rynek, con el casco antiguo
  • El Barrio Prusiano con sus edificios modernistas y
  • la Ostrów Tumski, la isla donde se levanta la Catedral.

Esta tarde veríamos la Stary Rynek y alrededores y al día siguiente visitaríamos las otras dos zonas.

Nos dirigimos caminando a la Antigua Plaza del Mercado (Stare Rynek) que estaba a unos 350 m. del hotel. Es una plaza cuadrada de 140 x 140 m rodeada de casas de estilo barroco, gótico y renacentista decoradas de diferentes colores y ornamentos en sus fachadas.

Lo primero que nos encontramos fue con la Fuente de Neptuno, aunque en la guía aparece como Poseidón, una de las cuatro fuentes que están situadas estratégicamente en cuatro puntos de la plaza.

De las cuatro fuentes que había, tres desaparecieron durante el s. XIX, únicamente quedó la de Proserpina, que es la que está delante del Ayuntamiento.  En 2003 un grupo de industriales polacos, donaron a la ciudad las de Apolo con la lira, Poseidón y Marte.

Fuente de Neptuno o Poseidón

 20160716_181540

20160716_181701DSC_0372

Fuente de Apolo con la Lira

20160716_181956DSC_0375 

20160716_181913

La primer foto del monumento a San Juan Nepomunceno, santo checo patrón de las inundaciones.

DSC_0374DSC_0373DSC_0382

Casas de los Tenderos

Son un grupo de casas porticadas del s.XVI, que se encuentran junto al Ayuntamiento. Acogían una serie de pequeñas tiendas en la planta baja y las viviendas de sus propietarios en la superior. al finalizar la guerra fueron totalmente reconstruidas y ahora acogen tiendas de recuerdos en su mayoría y apartamentos para artistas y bohemios.

20160716_182058 DSC_0376

Otra vista de la plaza con la Fuente de Proserpina y el Ayuntamiento a la izquierda

20160716_182347

El Ayuntamiento (Ratusz), reconstruido en el siglo XVI en estilo renacentista, el edificio se encuentra en el centro de la Plaza del Mercado y en él destaca su espectacular torre que se eleva desde la parte central del edificio. La fachada está formada por tres pisos de arcadas y en lo alto está rematado por tres torres en donde están las campanas.

Cuando dan las doce del mediodía en el reloj, la gente se congrega al rededor para ver los dos carneros o cabritos como le dicen aquí, que se topan doce veces.

La anécdota de los carneros: se dice, se cuenta, que allá pr el s.XVI cuando el relojero entregó el reloj para la torre, fue invitado el gobernador a una comida para celebrar el acontecimiento y para ello se le encargó al cocinero que asara un ciervo, pero el asado se le quemó por lo que recurre a su ayudante para que le solucione el problema.

Al no encontrar ningún ciervo, se llevó un par de cabritos que había en la pradera, pero cuando van a ser sacrificados, escapan por la escalera y se inica un juego del escondite entre víctimas y cocinero. Cuando llega el gobernador y se encuentra aquel revuelo, se le acerca una mujer que llorando le cuenta que le han robado lo único que tenía, los dos carneros.

El gobernador orndena entonces que los cabritos les sean devueltos a su propietaria, perdona al ayudante del cocinero y de paso encarga al herrero que haga los dos cabritos que ahora se ven en la torre.

Ayuntamiento de Poznan

20160716_182220DSC_0377

20160716_182935(0)

DSC_038120160716_183018_Richtone(HDR)

Picota donde se ejecutaban los condenados a muerte delante del ayuntamiento

20160716_193447DSC_0378

Fuente de la Bamberka

Esta fuente es un pequeño homenaje a los campesinos germanos que llegaron a esta parte de Polonia en el  s. XIX y donde enseñaron a cultivar la tierra a los polacos.

20160716_182551DSC_0380DSC_0379

Y ya por ultimo la última de las 4 fuentes, la de Marte

DSC_0383DSC_0385

En una de las muchas terrazas de la plaza, concretamente delante de esta fuente  es donde decidimos hacer un alto en el paseo y tomarnos una cerveza (tres cervezas 21 pln).

Después de esto continuamos paseando un poco más por la plaza recreándonos en sus fantásticas edificaciones y disfrutando de la tarde tan bonita que hacía.

DSC_038420160716_18354320160716_183653

20160716_18283520160716_183954

20160716_18373420160716_183939

20160716_18375420160716_183819

Al llegar de nuevo a la Fontana de Apolo tomamos por la calle junto a ella, ulica  Świętosławska y justo al final, nos topamos con la Iglesia de San Estanislao Obispo (kosciol Farny), preciosa iglesia barroca, que como es normal en Polonia, sólo pudimos entrar hasta la puerta por estar celebrando misa.

20160716_193902DSC_038620160716_193958

Un poquito más adelante, en la misma calle de la iglesia, está Pomnik Koziołków, el monumento de los cabritos y unos bonitos jardines

20160716_19414520160716_194213

Muy cerca, a la izquierda el edificio del hotel, a la derecha un centro comericial y en medio monumento al ciclista

20160716_19591420160716_200459

20160716_200033

Cenamos en un Restaurante de la misma calle del hotel que nos recomendó el recepcionista en Podgorna, 6, llamado Drukarnia Sklad Wina, estaba muy ambientado, lleno de gente joven y era muy grande, comimos una hamburguesa, un pescado (halibut), tres bebidas, y un postre por 95 pln.

Ir a:

Página Principal / Capítulo IV / Capítulo VI

No hay comentarios: