30 ago. 2016

EXCURSIÓN A SANLUCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ)

 

Ir a Página Principal

Lunes 29/08/2016

Hoy habíamos decidido hacer una excursión a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), que aunque ya había estado dos o tres veces, para cosas puntuales como excursión en barco desde Sevilla, comer y regreso, otra para visitar las Bodegas de Pedro Romero… pero la ciudad como tal no la conocía ni la había “pateado” como a mi me gusta con buen calzado y plano en mano.

Claro que después me di cuenta que no había elegido la mejor fecha, agosto, sur de España y haciendo turismo, incompatible… aunque fuéramos con ropa cómoda y fresca cuando fue apretando el calor ya no resistíamos en la calle.

Sanlúcar dista de mi ciudad a sólo 104 kms., en una hora y veinte aprox. estábamos allí.

image

Llegamos a la Avda. Calzada Duquesa Isabel, que es un ancho bulevar antesala del casco histórico y tras dar una vuelta por los alrededores para ver si encontrábamos aparcamiento, sin éxito, decidimos dejar el coche en el parking público que hay al final de dicha avenida.

Justo al lado se encuentra la oficina de turismo y la plaza de abastos (el mercado provisional mientras rehabilitan el suyo) que estaba en pleno apogeo de venta, digo esto porque aquí aprovechamos para entrar a los baños públicos, sugerido por la chica de la oficina de turismo, para aquellos que tengan necesidad que allí en horas que está abierto el mercado pueden ir gratuitamente.

En Turismo nos dieron un planito para movernos por la ciudad así como hojilla con las actividades y horarios.

Comenzamos por la Plaza del Cabildo, plaza más importante de Sanlúcar, presidida en el centro por una fuente. Aquí se reúnen las señoras a tomar café en la artesana Heladería Toni y los niños a jugar alrededor de la fuente. Ahí es donde están muchos de los más famosos restaurantes de la ciudad.

Plaza del Cabildo

20160829_105401

Tomamos por la calle San Juan, donde en su tramo peatonal nos encontramos esta bonita casa señorial.

20160829_10594820160829_10590720160829_105929

Al terminar la calle San Juan, tomamos por la Calle Ganado hasta la Plaza de la Fuente Vieja, donde está la Puerta de Rota, o como también se la conoce en Sanlúcar “El Arquillo”

Es una de las puertas del recinto murado construido por Guzmán el Bueno alrededor del 1300 y derruido sobre el 1470 por Enrique Pérez de Guzmán para construir en su ángulo noreste la nueva fortaleza del castillo de Santiago. Esta puerta formaba parte de una antigua Fuente, y a su alrededor se formó en el siglo XV el arrabal de la Fuente.

Puerta de Rota

20160829_111200

20160829_111200

Atravesamos el Arquillo, calle Puerta de Rota y calle Misericordia, donde al final nos topamos con la Basílica Menor de Ntra. Sra. de la Caridad. en calle Caridad número 8, donde se encuentra la patrona de la ciudad.

Basílica de la Caridad

20160829_111349

20160829_11144020160829_111545

20160829_111605

20160829_111713

Después de visitar su interior y el patio, continuamos subiendo en el Barrio alto por la calle Dorantes, calle Jerez, calle Monte de Piedad, hasta la Plaza de la Paz y posteriormente Plaza Condes de Niebla, donde se encuentra haciendo esquina con la calle Luis de Eguilaz la Parroquia de Ntra. Sra. de la O, aunque estaba cerrada y no pudimos visitarla por dentro.

Parroquia de Ntra. Sra. de la O

20160829_11242720160829_112523

Según subíamos por la calle Luis de Eguilaz, nos llamó la atención en la calle Escuelas, a mano derecha, un mural que junto a él había una verja. La curiosidad nos picó y entramos a ver que había, nos sorprendió ver un bonito patio rodeado de viviendas con su pozo central, como si se tratara de una antigua casa de vecinos pero totalmente nueva o rehabilitada, nuestra sorpresa fue que la salida era por la misma calle Luis de Eguilaz.

Mural y patio vecinal en C/. Escuelas núm. 2

20160829_11270720160829_112906

20160829_11274920160829_113103

En la misma calle Luis de Eguilaz en el núm. 21 está la Bodega de Barbadillo y en el patio de las oficinas, el busto de Antonio Barbadillo, su fundador.

20160829_11321920160829_113314

La calle Luis de Eguilaz desemboca en una plaza, la del Castillo de Santiago, donde a su izquierda está el propio castillo, era visitable, pero no nos apetecía entrar a verlo, ya estábamos empezando a agotarnos, no por lo largo del paseo, aunque parte de él era ascendente, sino por el calor que ya comenzaba a ser sofocante.

Por lo que pudimos ver por fuera, aunque se trata de un castillo del s. XV, recientemente ha sido restaurando y se encuentra en buen estado de conservación. Integra una Torre de Homenaje (s. XII), de curiosa forma hexagonal, que fue residencia de los duques de Medina.

Castillo de Santiago

20160829_113433

20160829_113656

20160829_114818

Un poco más adelante, en la misma plaza haciendo esquina con la calle Sevilla, se ubica el Museo de la manzanilla  en las Bodegas Barbadillo, es de entrada libre.

20160829_113935

20160829_114146

20160829_11431020160829_114351

20160829_114401

20160829_114523

Volvimos de nuevo por calle Luis de Eguilaz, donde tuvimos esta bonita vista con la torre de la Iglesia de la O y este patio andaluz.

20160829_115612

20160829_120000

Continuamos por la calle Caballeros hasta la esquina de calle Cuesta de Belén, donde se encontraba la puerta de entrada a un jardín, claro que detrás había mucho que descubrir.

20160829_120114

Entramos en ese jardín que lleva a la sede actual del  Ayuntamiento, pero que, originariamente, fue el palacio de Orleans y Borbón.

Precioso Palacio de estilo neomudéjar, construido entre los años 1852 y 1876 como residencia de verano por Antonio de Orleans y María Luisa Fernanda de Borbón, Infantes de España y Duques de Montpensier.

El edificio habitado hasta 1955 por la familia de Orleans y Borbón y vendido en 1971 para proceder a su demolición. A partir de 1979 el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda inició los trámites para su adquisición y recuperación.

Nos sorprendió muchísimo, pues no podíamos imaginar que tras ese jardín se encontrara ese maravilloso palacio y a pesar de que no nos dejaran visitarlo, la parte que pudimos ver nos pareció interesante.

Palacio de Orleans y Borbón (Duques de Montpensier) actualmente sede del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

20160829_12050320160829_120424

20160829_12040320160829_120307

20160829_12044420160829_121106

20160829_120340

Tras el palacio se encontraban unos inmensos jardines, con una extensión considerable y una variedad de árboles increíbles, sólo accedimos a la parte trasera del edificio, aquí algunas fotos.

Fotos de los jardines traseros y delanteros del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda

20160829_120714

20160829_120743

20160829_12075520160829_120827

20160829_12100020160829_121247

20160829_12085220160829_121029

20160829_121201

Al salir, nos encaminamos a la Cuesta de Belén para visitar “Las Covachas”, que no pudimos ver en su totalidad (se encuentran en obras de  restauración) pero dada la inclinación de la calle, desde arriba se pueden ver las pilastras.

Las Covachas son diez arcos en piedra que recaen sobre ésas pilastras de estilo gótico que presentan unas extrañas figuras mitológicas marinas. Aunque no está clara la función que tuvo, parece ser que formó parte de la primitiva fachada del Palacio de Medina Sidonia, como la Puerta de la Mar.


Las Covachas

20160829_121631

20160829_121841

Continuamos por la Calle Bretones abajo hasta llegar a la Plaza de San Roque, donde hicimos una parada en el Bar Juanito para tomar una cervecitas y continuamos.

Junto al Bar Juanito y de la misma plaza de San Roque parte el llamado Callejón de los Saters, donde al final del cual se encuentra una casa con una bonita fachada. La vecina, muy amablemente, cerró la puerta y se quitó del medio para que muy orgullosa,  fotografiáramos su casa.

Casa al final del Callejón de los Saters

20160829_124322

Junto al Callejón y también en la misma plaza de San Roque, en el núm. 18, está la Iglesia de los Desamparados.

Iglesia de los Desamparados

image

(La fachada imagen de Google)

20160829_12445820160829_12451020160829_124525

Y ya llegamos de nuevo a la Plaza del Cabildo, mucho más animada que cuando pasamos a primera hora, ya que se acercaba la hora del tapeo.

Teníamos la disyuntiva de sentarnos a probar los manjares de la tierra en unos de los dos famosos restaurantes de los que nos habían hablado, Casa Balbino o Restaurante Barbiana, así que optamos por este último porque estaba más cerca y los veladores estaban a la sombra, jeje, cosa de agradecer en un día como ese.

Hemos tomado mucha manzanilla, sobre todo en la feria de Sevilla, hemos comido muchos langostinos y también tortillitas de camarones en muchos sitios a lo largo de nuestra vida,  pero puedo aseguraros que como esos, ninguno, exquisitas las tres cosas. Cuatro copas de manzanilla, y la ración de langostinos y tortillitas que veis en la foto 27,83€.

Soy de la opinión que cada cosa hay que tomarla en su sitio, con los ingredientes de la tierra, en su lugar de origen, cuando se transportan o se cocinan en otros lugares, ya pierden parte de su sabor entre otras cualidades.

Tapeo en Restaurante Barbiana, Plaza del Cabildo

IMG_20160829_125001IMG_20160829_133452

Con  los tapeos en los dos bares del centro ya estábamos prácticamente casi comidos, o al menos nos había rebajado el apetito, pero teníamos que probar algo en otro de los famosos restaurantes de la zona de Bajo de Guía.

Sacamos el coche del Parking y nos lo llevamos para la mencionada zona, cerca de la playa, ya que está un poquito retirado aproximadamente a 1,5 kms.y más aún con la calor que estaba haciendo.

En coche 4’, aparcamos en un parking que había al aire libre gratuito, en la avda. Cabo Noval, detrás de la fábrica de hielo y nos fuimos caminando escasos metros hasta la Avda. Bajo de Guía.

Llegamos directamente a uno de los Restaurantes más famosos, que se encuentra en una bocacalle de la principal, concretamente en Calle Pórtico Bajo de Guía, 10 llamado “Casa Bigote”, es cierto que era cerca de la hora punta y el mes de agosto y no habíamos hecho reserva, pero también es cierto que estaba casi totalmente vacío y que era un lunes y  nos atendió un estirado camarero que nos miró de arriba a abajo y dijo que no podíamos comer ni en un segundo remonte, ya que estaba todo reservado (¿?). todas las ganas que teníamos que comer ahí por la fama que tiene, se nos quitaron de golpe por cómo fuimos atendidos, sin un “disculpen…., pueden volver otro día…., no se preocupen que les haremos un huequito…”, bueno ellos se lo perdieron, jejeje.

Con esto ya nos quedamos un poco descolocados y buscamos otro que estuviera abierto un día como ese y optamos por otro de los conocidos, en el número 30 de Bajo de Guía, “Bar Restaurante Joselito Huerta”, aquí tomamos una ración de almejas y una de arroz a la marinera y 4 cervezas, fueron 31€,. este sitio no nos gustó mucho, hemos comido lo mismo en otros sitios mucho mejores.

Tras la comida había que esperar que desaparecieran los efectos del alcohol ingerido, optamos por descansar un rato a la  sombra y más tarde un cafelito en uno de los bares del Paseo Marítimo con unas hermosas vistas de la playa.

20160829_175956

20160829_180041

Con esto dimos por concluida nuestra excursión a este bonito y cercano pueblo de la provincia de Cádiz,  con la firme promesa de que volveremos con familiares y/o amigos, a tomar manzanilla y comer sobre todo, langostinos y tortillitas de camarones.


Emprendimos el viaje de regreso a casa.

Ir a Página Principal

No hay comentarios: