19 ene. 2017

BREVE VISITA DE 24 HORAS A GRANADA

Página Principal

Martes 17/01/2017

Aunque ya había estado varias veces en Granada, desde la última hace ya tanto tiempo que ni la recordaba, salvo la Alhambra, Cartuja y poco más.

En esta ocasión el motivo del viaje era por cuestiones de trabajo pero gracias que pude viajar el día antes, tenía la oportunidad de hacer un poco de turismo por el centro de Granada, la tarde del día de llegada y el resto que me quedaba del día siguiente.

El hotel elegido era el Hotel Maciá Monasterio de los Basilios, la ubicación era buena pero no tiene ningún luminoso en la puerta ni ningún cartel llamativo con el nombre del Hotel y al estar entre una iglesia y un colegio, pasa desapercibido y es un poco complicado encontrarlo y aún más a la hora que llegamos nosotros, hora punta de salida de los niños del colegio y toda la calle estaba llena de coches aparcado hasta en doble fila.

Tras dar una vuelta más a la manzana, conseguimos dar con él y después de hacer el checking subimos a la habitación que nos habían asignado y aparcamos el coche en un paking que había a escasos metros y que tenían concierto con el hotel, 15 € el día.

El hotel, para el precio que nos había costado, 48€ sin desayuno, bastante bien, muy limpio, recién reformado y silencioso, pero en la era de la tecnología donde todo el mundo tenemos tantos aparatos electrónicos que cargar, eché de menos que no hubiera enchufes en las mesitas de noche, lo positivo que por la mañana no te quedas dormido, cuando suena el móvil (despertador) para apagarlo tienes que correr a la otra punta de la habitación donde está el único enchufe, ah uno más en el cuarto de baño. Preguntamos por ello al recepcionista y nos comentó que como estaba recién reformado, cumlían normativa, que desconocemos pero que es como poco sorprendente.

Inmediatamente, salimos a comer y como ya era bastante tarde optamos por un bar que nos pillaba cerca y que además me habían recomendado, aunque luego supe que no era exactamente este el que me habían aconsejado ya que es una cadena con varios repartidos por toda la ciudad y este era el último que habían abierto.

El bar se llamaba “Luxury (la Bella y la Bestia)” en Calle Acera del Darro, 64

La decoración bonita, quizás un poco chocante, recargada y rara la mezcla según para que parte del bar miraras, que se salva por el motivo que da nombre al bar. El camarero que nos atendió muy amable y la comida muy buena, pero un poco caro, sobre todo el precio de la cerveza, que con la primera, como es costumbre en Granada viene acompañada de una tapa (el plato alpujarreño que viene con el huevo en una cazuelita) pero la segunda, al pedir una ración de carne ya no nos dieron ninguna tapa más.

Restaurante-bar ”Luxury (La Bella y la Bestia)”

20170117_153352

20170117_15394920170117_160234

Iniciamos nuestro paseo, aunque en plan muy tranquilo, como he dicho antes no íbamos de turismo puro y duro y no nos preparamos nada, pasear un poco por la ciudad y lo que viéramos de paso más o menos.

Al salir del bar continuamos por la Acera del Darro, Plaza del Campillo, giramos para la C/. Reyes Católicos, Plaza del Carmen, continuamos por la larga calle Reyes Católicos hasta la calle Estribo, estrechita calle que termina en la Calle Oficios, topándote de frente con tres bonitas fachadas, la de la Capilla Real, El Palacio de la Madraza y la Catedral.

Fachada de la Capilla Real

20170117_17061120170117_170537

Palacio de la Madraza

20170117_17071520170117_170727

Salimos a la Gran Vía de Colón por la bonita Verja de la calle de los Oficios.

Verja de la Calle de los Oficios

20170117_17084420170117_170823

20170117_170833

Unos pasos más adelante se encuentra la Catedral, emplazada entre la calle Oficios, calle Cárcel, Plaza de las Pasiegas y la Gran Vía de Colón.

Pagamos la entrada, 5€ por persona con audioguía y entramos.  Aunque ya la conocía, como he dicho antes, no me acordaba de nada y me sorprendió gratamente, me pareció preciosa, con esa luz, esa altura, su bonita nave central con la capilla Mayor al fondo y las impresionantes capillas, órgano, columnas y bóvedas.

La Santa Iglesia Catedral Metropolitana de la Encarnación de Granada, fue ordenada su construcción por Isabel la Católica en 1505, poco después de la Toma de la ciudad, y elige para su ubicación el lugar donde se encontraba la Mezquita Mayor de Granada.

Catedral de Granada

20170117_17164820170117_17173720170117_171850

20170117_17190420170117_171941

20170117_17440220170117_174007

20170117_17202720170117_173600IMG_20170117_17343420170117_17332420170117_173342

20170117_17393420170117_174110

20170117_17402620170117_174121

20170117_17404520170117_174658

20170117_17444320170117_17443120170117_174738

20170117_174643IMG_20170117_173725

IMG_20170117_17380620170117_17432320170117_174932

20170117_17284720170117_172857

20170117_17291620170117_172949

Una de las visitas obligadas que había que ver esa tarde sí o sí, era ir a ver el Mirador de San Nicolás, aunque quiero recordar que ya había estado allí, por supuesto no en la puesta de sol.

De todos los miradores es quizás el más famoso de Granada, sobre todo desde que Bill Clinton lo visitara en 1997 y dijera que vio “la puesta de sol más bonita del mundo”, se ha convertido en visita imperdible para los turistas.

La belleza de este mirador es innegable: la Alhambra y el Generalife frente a frente, la ciudad a sus pies y Sierra Nevada detrás, que en estas fechas está nevada de verdad.

El encanto de su entorno, en pleno barrio del Albayzín, con sus calles empedradas, sus aljibes…

Cuando el recepcionista del Hotel nos dio el plano de la ciudad y nos sugirió algunas rutas, nos comentaba que era mejor ir caminando al Mirador de San Nicolás en vez de en autobús, porque nos perderíamos el camino tan bonito del Paseo de los Tristes.

Esa era mi intención pero como estamos en época de días muy cortos, al salir de la Catedral si nos alejábamos mucho corríamos el riesgo de llegar ya anochecidos al Mirador y perderíamos parte del encanto.

Pues nada, puse mi Google-maps en marcha y le pedí la ruta más corta caminando y nos llevó por esta:

image

Fue algo menos de un km., eso sí, cuesta arriba, pero mereció mucho la pena, un camino precioso, no sé cómo sería la otra ruta, quedará pendiente para un próximo viaje. La primera parte, zona de calle Elvira, llena de puestecillos moros e indios, como los que veis en la foto, con mucho ambiente y lleno de colorido y la segunda parte y con más cuestas, de pequeñas callejuelas estrechas con unos rincones preciosos muy, muy árabes.

20170117_18011120170117_180120

20170117_18071720170117_18075320170117_180908

20170117_181015

20170117_18104620170117_181231

Cuando llegamos al mirador de San Nicolás, había bastante gente, bueno no es que en ese momento hubiera tanta, pero la poca que había sí se había ido lo suficientemente temprano para acaparar todos los mejores sitios, sentados en primera fila, no es que nos impidieran la visión a lo lejos de la Alhambra ni el Generalife, ni la ciudad, ni la Sierra, nada de eso, pero claro, como tienes que estar un rato allí observando cómo se va ocultando el sol y viendo el cambio de luces, mejor sentados. Os comento esto para que quién tenga interés, que se vaya con tiempo.

Espectaculares las vistas, Clinton estaba muy acertado pero creo que la vista es tan bonita que da igual a la hora que se vea, en cualquier momento del día debe tener su encanto. Pongo muchas fotos, casi todas las que hice aunque son muy repetidas, por el cambio de luces.

Mirador de San Nicolás

20170117_184402

Vistas de Sierra Nevada

20170117_18213120170117_181818

Vistas de la Alhambra y el Generalife

20170117_181952

20170117_18214020170117_182036

20170117_18225020170117_18332520170117_18342520170117_18241920170117_18210020170117_18272120170117_182528

IMG_20170117_182654

IMG_20170117_182757IMG_20170117_182831

20170117_18315220170117_18322420170117_18201020170117_18312820170117_183113

20170117_18371120170117_183654

20170117_18444120170117_184014

20170117_184306

20170117_18494820170117_18483920170117_184912

En el Mirador de San Nicolás se encuentra la Iglesia de San Nicolás, que da nombre a la plaza y al mirador.

Fue construida en 1525 sobre una mezquita como muchas otras iglesias de Granada, este templo de estilo mudéjar y gótico está cerrado esperando una restauración que no llega.

La bajada,  de nuevo al centro de la ciudad, también tuvo su encanto en la hora azul, viendo más rincones morunos claramente definidos como las puertas, rejas y ventanas de estos ejemplos que os pongo.

20170117_18582320170117_19005720170117_190406

Nos tomamos en Gran Vía una cerveza, que como aquí vienen siempre acompañadas de tapa, casi que pasa por cena y como había madrugado mucho ese día y teníamos que hacerlo nuevamente al día siguiente (recuerdo que iba por cuestiones de trabajo), decidimos irnos para el hotel y descansar, eso sí, al pasar por la calle Reyes Católicos donde está esa tienda con chacinas de Salamanca que se mete por los ojos, no pudimos evitar entrar para comprar un bocadillo de jamón y por supuesto fotografiar de nuevo la verja de la Calle Oficios de noche.

20170117_201247

Miércoles 18/01/2017

Una vez terminadas mis cuestiones laborales y se acercaba la hora del tapeo, nos fuimos para el centro de Granada, no sin pasar antes (que nos pillaba muy cerca) por “La Isla” en Santa Fé, un pueblecito cercano a la capital y cuna de los piononos, el dulce más famoso de toda la provincia de Granda y que está riquísimo. Se trata de un dulce de pequeño tamaño hecho con un bizcocho borracho enrollado sobre sí mismo y coronado con una crema tostada.

Bandeja de piononos de Santa Fe, en Granada

Mis compañeros granaínos nos habían aconsejado para tapear un par de bares “Los Diamantes” y “Castañeda”, intentamos acceder al parking más cercano a alguno de ellos pero como no conocemos Granada, el GPS siempre nos mandaba pasar por Vía de Colón y a esas horas tiene el tráfico restringido para vehículos particulares, así que después de dar muchas vueltas por los alrededores del centro terminamos aparcando en el Parking de Triunfo, en la Avda. de la Constitución.

Una bonita avenida con jardines y bancos con estatuas de personajes famosos, aquí estoy yo con el Sr. Lorca, cómo no!!!, estando en Granada…..

Hubiera preferido aparcar en otra zona, porque para llegar donde queríamos, teníamos que atravesar de nuevo la Gran Vía de colón y es preciosa pero ya la habíamos recorrido dos veces.

20170118_130258

Así al final de ella llegamos nuevamente a la Plaza de Isabel la Católica, que esta vez, de día, sí nos recreamos en su bonita fuente y estatua de la Reina Isabel la Católica y Cristóbal Colón.

20170118_132012

20170118_132033

Continuamos por la Calle Reyes Católicos adelante y a la izquierda tras pasar la estrechita calle de Puente del Carbón, nos topamos de frente en la C/. Mariana Pineda con el Corral del Carbón, se trata del monumento más antiguo que nos dejaron los árabes y la alhóndiga andalusí mejor conservada de la península, data de 1336 o incluso antes.

Preguntamos a una señora que estaba por allí que si había algo más que ver en su interior y podíamos pasar nos dijo que no, sólo la portada y el patio, ahora al escribir este post nos enteramos que en su interior alberga una oficina de información turística, la oficina de la Orquesta Ciudad de Granada y la interesante librería del Legado Andalusí y en su patio se realizan conciertos y actuaciones, especialmente en verano

Portada del Corral del Carbón

20170118_13231320170118_132353

Patio del Corral del Carbón con sus columnas y pilar de piedra situado en el centro del mismo

20170118_13243720170118_132500

Ya después de esto sí nos fuimos al “Bar Los Diamante” donde nos tomamos unas cervezas y tapas, estuvimos concretamente en el de la Calle Navas, después nos enteramos que al menos hay tres, este era muy pequeño pero los camareros atienden rápido y las tapas están muy buenas.

De allí nos dirigimos al segundo bar recomendado, Castañeda, en la calle Almiceros esquina con Placeta Sillería, nos pasó igual que en el anterior,  entramos en uno pero creo que hay varios, no sabemos exactamente si fue el que nos recomendaron o no, pero este sí fue un acierto.

Este bar nos encantó, aunque estaba lleno de gente (para ser un día de diario de enero) y no pillamos sitio para sentarnos, tapeamos en la barra. Aquí optamos por el vino preparado por ellos que es mezcla de varios, pero de sabor algo parecido a un vermut, se llama Calicasas y estaba muy bueno, evidentemente con cada bebida su correspondiente tapa, una de asadura guisada que estaba muy buena y con la segunda un plato de queso bastante rico, todo ello (3 bebidas con sus tres tapas 6,90€), totalmente recomendable.

De ahí nos fuimos para visitar la Capilla Real que ya estaba abierta y se encontraba a escasos 200 mts. De camino a esta pasamos por el Palacio de la Madraza que nos llamó la atención desde la puerta y sólo entramos hasta su patio.

La Madraza fue la primera universidad de Granada, fundada por Yusuf I en 1349 con todo el esplendor nazarí de la época. El nombre de Madraza viene de la palabra árabe "medersa", que significa escuela o universidad coránica. Hoy pertenece a la Universidad de Granada y es sede de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias.

De la época nazarí se conserva el oratorio con un precioso mihrab y su cúpula octogonal que es bellísima.

20170118_15063820170118_150607

20170118_15055220170118_150526

Y justo enfrente se encuentra el museo de la Capilla Real, entrada 4€, precioso edificio pero que yo me vine muy enfadada porque no dejaban hacer fotos de su interior (???).

Allí se encuentran enterrados los cuerpos de los Reyes Católicos en dos grandes majestuosos monumentos funerarios, así como los de Felipe y Juana y el Infante Miguel de Paz, nieto de los Reyes Católicos, que descansa aquí junto a sus abuelos y tíos.

Ya finalmente volvimos a Gran Vía de Colón para tomar un te en la Cafetería, Puerta Bernina, con una carta de té exquisitos. Y retornamos de nuevo (por Vía de Colón, otra vez) hacia la Avda. de la Constitución a recoger del parking nuestro vehículo para emprender viaje de vuelta a Sevilla.

Vista de la Avda. de la Constitución al fondo la Gran Vía de Colón.

20170118_161454

Y ya con esto, dimos por concluida nuestra visita exprés a esta maravillosa ciudad y con ganas de volver para ver el montón de cosas que se nos han quedado pendientes por falta de tiempo.

Página Principal

No hay comentarios: